Voto

El voto es un modo de participación política, que consiste en la expresión pública o secreta de una preferencia ante una o más opciones.

Además, el voto se ha visto y se sigue viendo enormemente influido por las campañas electorales. “Esto casa con que el voto es el acto por medio del cual el ciudadano manifiesta una simpatía o antipatía, hacia un determinado partido o coalición de partidos, su programa electoral y sus candidatos. En este sentido, el voto representa la decisión suprema del elector, motivado por diferentes factores y motivaciones históricas y circunstanciales, que se manifiestan, concretan y depositan en la urna” (Valdez y Huerta, 2011. pág 2). En este sentido, los distintos tipos de campañas electorales llevadas a cabo por los partidos son determinantes a la hora de decidir el voto del elector. Más adelante nos centraremos en los distintos tipos que existen y cómo algunos son enormemente influidos por las campañas.

Contenido:

1. Introducción.
2. Contexto histórico.
3. Características del voto (universal, libre, directo, secreto e igual).
4. Tipos de voto.
4.1 Una variante: El voto electrónico.
5. Fórmula electoral. El cálculo de votos a escaños.
6. En la actualidad. Relevancia del voto.
7. Véase también.
8. Referencias.

1. Introducción.

La ciudadanía puede influir en la política a través de tres canales. En primer lugar se encuentra el tradicional, constituido por vínculos entre familiares (socialmente bien situados) y en contacto con notables locales (élite política). El canal organizativo se basaría en la acción colectiva a través de instituciones como sindicatos, grupos de interés. Y el tercer canal, gracias al proceso de democratización hace del canal electoral el más importante, este se caracteriza por tener derecho de participación formalizado, es decir, se recoge en las leyes, debidamente establecidas y estandarizadas de representación (Anduiza y Bosch, 2004).

2. Contexto histórico.

Es en Inglaterra en el siglo XVII cuando comienzan a aparecer formulaciones de democracia liberal basadas en que los gobiernos deben sus poderes al consentimiento de los gobernados, y este consentimiento se expresará a través de representantes elegidos libremente por sufragio universal.
A partir del siglo XIX se empieza comienzan procesos de democratización (extensión de los derechos políticos, regulación de los distritos electorales, paso de fórmulas de representación mayoritarias a proporcionales, etc.) (Anduiza y Bosch, 2004)

El proceso para reconocer el proceso electoral fue largo:

a) Universalidad: en contraposición al sufragio censitario, el acceso universal al sufragio, consiste en que aquella ciudadanía que goce de la nacionalidad del país y de sus derechos políticos, pueden votar b) Igualdad: en contraposición al voto ponderado, que atribuye más capacidad de influencia por factores socioeconómicos, la igualdad se basa en que un voto emitido, tiene el mismo valor que otro, y la misma influencia independientemente de la persona que lo ha emitido y c) Privacidad y libertad de voto: es decir, voto secreto y libre. La primera característica hará que la ciudadanía no tenga ningún tipo de presión a la hora de sufragar, se elimine un control social (Anduiza y Bosch, 2004).

Hasta llegar estas características, habrá procesos y retrocesos, pero cuando se acepta estas características, se supone la aceptación de que la ciudadanía puede participar en los procesos electorales independientemente de características socioeconómicas.

Las elecciones pueden generar 4 efectos en cualquier sistema político: generar participación, producir representación, producir gobierno y producir legitimación. Es uno de los elementos más imprescindibles en las democracias.

3. Características del voto (universal, libre, directo, secreto e igual).

Esta extensión de derechos políticos que se menciona en el apartado anterior, junto con la extensión e igualación del derecho a votar, viene dada por la presión que comenzarán a ejercer sobre todo sectores de la sociedad excluidos mediante movimientos sociales y organizaciones políticas (el movimiento obrero, partidos socialistas, movimientos sufragistas).

Las elecciones deberán ser universales. El sufragio universal se da cuando toda la ciudadanía dispone del derecho de voto, sin que haya ningún tipo de exclusión. Durante el siglo XIX y principios del XX, solo muy pocos podían votar; había discriminación por edad, sexo, raza y de trabajo. también en otros lugares había rechazo a personas analfabetas.

Las elecciones deberán ser libres y competitivas y para ello será imprescindible disponer de una información plural e independiente acerca de las distintas alternativas para poder formular una preferencias y es aquí donde los medios de comunicación juegan un papel esencial, cualquier persona disconforme de las alternativas tendrá que poder proponer la suya (libertad de oposición, expresión y crítica) y los elegidos tendrán que competir por el voto en igualdad de condiciones.

Las elecciones han de ser directas, es decir el voto no es un derecho transferible. Y las elecciones deben ser secretas. Para ello el elector no debe ver limitada su libertad de elección. Para garantizar esta privacidad existen diversos mecanismos, como la creación de cabinas cerradas.

Las elecciones deberán ser justas: el voto tendrá que darse de manera libre, sin ningún tipo de coacción o manipulación, y el voto secreto facilita esta libertad, cada preferencia de cada ciudadano deberá tomarse en cuenta y tendrá el mismo valor que otros, no cabe ni discriminaciones ni sobrerrepresentación de territorios y ya que las decisiones de las personas no siempre son las mismas, habrá que garantizar un sistema de elecciones periódicas, es decir, mandatos provisionales y dejando las reglas del proceso electoral totalmente claras.

4. Tipos de voto.

Entre los más importantes están:

- Voto desviado: comportamiento excepcional que lleva al elector a votar en contra de su partido con el que se identifica, o en contra de lo que preveían sus valores políticos.
- Voto dividido (Split voting): electores que votan a un partido en una papeleta y a otro partido en la otra, requiere de un sistema electoral apropiado.
- Voto nominal: sufragio que se expresa públicamente por oposición al voto secreto.
- Voto temático (issue voting): fenómeno por el cual el elector no vota en función de factores estables (posición social o valores políticos), sino en función del acuerdo o desacuerdo con un partido en torno a un tema sometido a debate.
- Voto útil: fenómeno en el que el elector no vota al partido que prefiere, sino al partido que prefiere entre lo que tienen posibilidades reales de gobernar o entre los que tienen expectativas de obtener representación parlamentaria.
- Voto ideológico: aquel voto emotivo o no racional en el cual se presupone que el partido está de acuerdo con su propia ideología izquierda o derecha y se vota como una manifestación emotiva.
- Voto único: el elector emite un voto, independientemente al número de escaños asignados a esa circunscripción.
- Voto múltiple: se permite emitir tantos votos como escaños tenga una circunscripción.
- Voto alternativo: tiene como objetivo que el elector muestre su segunda preferencia, en el caso de que su candidato preferido no obtenga los votos necesarios.
- Voto limitado: es una variante de voto múltiple. Aquí el votante tiene más de un voto, pero menor al número de escaños de la circunscripción correspondiente.
- Voto acumulativo: es un tipo de voto múltiple en el cual el elector puede acumular varios votos a un elector, o distribuirlos entre varias candidatos.
- Voto de preferencia: otro tipo de voto múltiple en el cual no solamente se tiene la capacidad de votar a más de un candidato si no establecer un orden de preferencia entre ellos.
- Voto combinado: o también llamado panachage, un tipo de voto múltiple, en el que pudiendo votar a distintos partidos, no se señala una relevancia entre unos y otros.
- Voto doble: es una combinación entre dos formas de candidaturas: el voto de lista y el unipersonal. Con un voto se elige a un candidato y con otro a una lista de partido, no teniendo porqué haber relación entre ambos.
- Voto personalizado: este se caracteriza por la fijación del elector en quién representa al partido, más que el partido en sí. Es decir, las competencias y carisma del candidato son lo que determinan que un elector se decante por él.
- Voto de ira: este se da cuando un elector está descontento con las políticas y/o el camino que ha tomado determinado partido o candidato, y votan por la candidatura contraria. “Es más fácil conseguir que la gente vote en contra de alguien o algo, que lo haga a favor de algo o de alguien.” (Napolitan, 1977).
- Voto de miedo: este tipo de voto es la victoria de determinadas campañas contra determinada candidatura, esparciendo el temor frente al futuro si dicha candidatura consigue la victoria. “Las campañas centradas en este tipo de estrategias, buscan principalmente generar temor, cuestionar certezas, generar sospecha y producir dudas respecto de los adversarios” (Valdez, 2009)
- Voto ganador: este tipo de voto se da cuando los electores votan por aquellos candidatos o partidos que es posible (o que las encuestan y medios dan como vencedores) que resulten ganadores.
- Entre otros como: voto automático, de clase, inercial, racional, plebiscitario, de plástico, etc.

4.1 Una variante: El voto electrónico.

Uno de los tipos de votos que en los últimos quince años ha tomado fuerza, y está en constante crecimiento es el voto no presencial, el voto electrónico. “Es entendido como acto de sufragar con distintos dispositivos electrónicos, tales como, una computadora, escáneres ópticos, máquinas electrónicas de votación, etc” (Tula, 2012, pág 9).

Causas que hacen que siga creciendo el voto: superar los problemas que se daban en la administración y organización electoral en países con grandes extensiones geográficas y padrones electorales que superan los 100 millones (Brasil), aumentar la contabilización de votos e incentivar a una mayor participación en países con voto facultativo y entre sus aspectos más cuestionados, es la seguridad.(Tula, 2012)

India, Brasil y Venezuela son los países que lo utilizan a nivel nacional mientras que Francia, Argentina, Perú, México, Canadá y EEUU lo usan en ciertas partes. Reino Unido, Italia, Holanda y Alemania han probado su mecanismo. Y España se probó de manera esporádica en el año 2004. Una variedad de este, es el voto electrónico en papel, donde se realiza el sufragio y luego pasa al escaneo óptico para contabilizarlo.

5. Fórmula electoral. El cálculo de votos a escaños.

La fórmula electoral es el cálculo matemático por el cual los votos se distribuyen en escaños.

- Fórmulas mayoritarias

a) Fórmula de la mayoría relativa. Es la más desproporcional de todas. En ella el partido que más votos obtenga se lleva todos los escaños de la circunscripción.
b) Fórmula de la mayoría absoluta. Puede ser a votaciones sucesivas o a dos vueltas. En el primer caso, se repiten elecciones hasta que un candidato alcance la mayoría absoluta. En el segundo tipo se dan dos vueltas: en la primera para que un partido gane debe obtener la mayoría absoluta, pero en caso contrario se celebran unas segundas elecciones, siendo necesario solo una mayoría relativa.
c) Fórmula del voto alternativo. El elector distribuye en su voto un orden de preferencia según los candidatos presentados. Si ningún candidato ha obtenido la mayoría absoluta, se elimina el que menos votos tenga, pasando a leer y distribuir la segunda preferencia.
d) Fórmula del voto limitado. En esta fórmula electoral, el votante puede elegir a un número de candidatos determinado pero inferior al número de escaños, permitiendo que otros partidos obtengan representación.
e) Fórmula del voto único no transferible. El elector emite su voto únicamente a un candidato, motivando a que los partidos pequeños presenten solo a uno para concentrar todos sus votos.
f) Fórmula del voto acumulativo. Cada votante posee votos en relación al número de escaños de la circunscripción pudiendo distribuirlos de distinto modo.
g) Fórmula del voto fraccionado. A diferencia del acumulativo, en este tipo, se posee más votos que escaños.

- Fórmulas proporcionales.

a) Fórmula del voto único transferible. En ella el elector además de votar un candidato, señala su orden de preferencia del resto. Para ello se utiliza la cuota de Droop.
b) Fórmulas del resto mayor. Se procede a calcular una cuota, y se da a cada partido según cuotas haya ganado, es decir, las veces en las que esa cuota esté contenida en sus votos reunidos. las principales fórmulas son: de Hare, Droop, Hagenbach e Imperiali.
c) Fórmulas de la media más elevada. Se debe dividir el número de sufragios que haya conseguido cada lista según una serie de números. los cocientes obtenidos se obtienen de mayor a menor. Se encuentran: D´Hont, Sainte-Laguë, y Danesa.

6. En la actualidad. Relevancia del voto.

Una de las preguntas claves de la Ciencia Política, además de la Sociología, Psicología, etc, así como para los propios políticos o candidatos a elecciones- ha sido saber qué es lo que mueve el comportamiento de los votantes.

“Dar respuesta a este cuestionamiento, resultó ser más importante y estratégico con el inicio y consolidación de los procesos de transición hacia la democracia, misma que se sustenta en la construcción de consensos sociales y mayorías electorales estables.

Sin embargo, el interés por conocer qué es lo que mueve al votante y afecta su conducta o comportamiento electoral se remonta al año 53 antes de Cristo, cuando Quintus Cicerón escribió el libro intitulado Puntuario Electoral, documento en el que le proveía una serie de consejos y recomendaciones a su hermano, Marco Tulio Cicerón, para que ganara un espacio de representación pública en el Consulado Romano.” (Valdez y Huerta. 2011. pág 2 - 3).

“En este siglo XXI, caracterizado por la democratización de los sistemas políticos y el aumento de la competencia inter-partidista, es imprescindible que los partidos y sus candidatos conozcan a los ciudadanos, sepan qué los mueve o los motiva, conozcan sus deseos, sueños, esperanzas, expectativas, emociones y sentimientos. Quien conozca a profundidad a los electores, sepa de sus razones y sinrazones, esté al tanto de sus filias y sus fobias, sepa de sus simpatías y antipatías y sea, además, competente para articular estrategias inteligentes orientadas a ganar su voto, ha encontrada la llave maestra para acceder y conservar el poder político bajo un sistema de impronta democrática.” (Valdez y Huerta, 2011, pág 27).

7. Véase también.

Elecciones, modelo ideológico del voto, fórmula electoral.

8. Referencias.

Anduiza, E., Bosch, Agusti (2004) Comportamiento político y electoral. Barcelona, Ariel.

Valdez, A., Huerta, D. (2011) ¿Qué mueve a los votantes? un análisis de las razones y sinrazones del comportamiento político del elector. Razón y palabra (75).

Vallés, J.M (2007). Ciencia Política: una introducción. 6ºed. Barcelona: Ariel, S.A.

Torrens, X. (1996). Los sistemas electorales. Manual deficiencia política, Madrid, Tecnos, 341-369.

Tula, M. (2012). Democracia, elecciones y nuevas tecnologías. El voto electrónico. Revista Mexicana de Análisis Político y Administración Pública. núm.2, págs. 7-22.

¿Qué países utilizan ya el voto electrónico?, La vanguardia, 11 de marzo de 2017
http://www.lavanguardia.com/internacional/20170309/42670140542/paises-utilizan-voto-electronico.html

Autores:

Dunia Rahali
Gabriela Ramírez
Concepción Rodríguez

_v
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License