Tercer mundo

TERCER MUNDO.

El concepto de Tercer Mundo fue acuñado por el demógrafo francés Alfred Sauvy en 1951 inspirándose en el “Tercer Estado” del abate Sieyès. El Tercer Mundo es el conjunto de países menos desarrollados y se sitúan, con muy pocas excepciones, en el sur del planeta, por eso con frecuencia se habla del diálogo norte-sur como algo necesario, el norte representa a los países desarrollados. Para medir el grado de desarrollo de un país se usan determinados índices de referencia: número de hospitales y número de camas por cada mil habitantes; en educación el número de escuelas, de maestros y de población escolarizada; en alimentación el número de calorías consumidas… y un largo etcétera de indicadores socioeconómicos.
Una característica del Tercer Mundo es que en él se sitúan las tres cuartas partes de la población mundial, y la mayor parte de los recursos económicos. Otra característica fundamental del Tercer Mundo es la potencialidad revolucionaria de los nuevos Estados independientes, considerados como una nueva “clase” de estados pobres y explotados por los países ricos, que quieren conquistar su dignidad.

Contenido.

1. ORIGEN DEL CONCEPTO Y SU EVOLUCION.
2. SUBTIPOS. GEOGRAFIA DEL TERCER MUNDO.
2.1. Países musulmanes.
2.2. Iberoamérica.
2.3. Países menos desarrollados.
3. CARACTERISTICAS DE LOS PAISES DEL TERCER MUNDO.
4. CAUSAS DEL SUBDESARROLLO DEL TERCER MUNDO.
4.1. Causas geográficas.
4.2. Causas históricas internas.
4.3. Causas históricas externas.
4.4. Causas económicas.
4.4.1. Dependencia económica de los países del norte.
4.4.2. Mantenimiento de una estructura económica dual.
4.5. Causas sociales.
4.6. Causas políticas.
4.7. El problema de la superpoblación.
5. INFLUENCIA DEL CONCEPTO TERCER MUNDO EN ALGUNAS POSICIONES TEÓRICAS: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA Y POSTURA DE SCHUMPETER.
5.1. Teoría de la dependencia.
5.2. Postura de Schumpeter.
6. VEÁSE TAMBIÉN.
7. REFERENCIAS.

1. ORIGEN DEL CONCEPTO Y SU EVOLUCIÓN

El término fue acuñado en 1951 por Alfred Sauvy, demógrafo francés y profesor de la Universidad de Paris, comparando a estos pueblos subdesarrollados con el Tercer Estado en la época de la Revolución Francesa de Sieyès. Según Sieyès el Tercer Estado, que era identificado con la idea de nación es el conjunto de hombres libres e iguales que, aunque aparentemente no es nada por carecer de privilegios, en realidad “lo es todo”.

Más tarde el término incluyó otra acepción, después de la II Guerra Mundial el mundo se dividió en dos bloques (países capitalistas y socialistas), y el Tercer Mundo pasó a designar el conjunto de países no alineados en los dos mundos anteriores.

En la actualidad Tercer Mundo y tercermundista son sinónimos de grado de desarrollo inferior al de los países industrializados del norte, el conjunto de países que entrarían en esta definición reúnen una serie de características: atraso económico y tecnológico, mantenimiento de formas de vida tradicional, una elevada deuda exterior que imposibilita su desarrollo se utilizan otros términos para referirse a los países del Tercer Mundo, entre ellos es frecuente el de países en vías de desarrollo.

2. SUBTIPOS. GEOGRAFÍA DEL TERCER MUNDO.

1. Países musulmanes (norte de África y Oeste de Asia). Son países con muchas posibilidades de desarrollo gracias a su riqueza petrolífera, pero lógicamente no todos presentan las mismas características, mientras los países de la Península Arábiga tienen un nivel económico alto debido a los ingresos por el petróleo (Arabia, Kuwait…), otros presentan niveles de vida muy atrasados (Afganistán).

2. Iberoamérica, Este y sur de Asia. Son países en los que se han tomado medidas hace años para salir del atraso crónico en el que se encuentran, se les califica de países emergentes o con bastantes posibilidades de convertirse en países desarrollados: Méjico, Brasil, China, Malasia, Tailandia, Filipinas.

3. Países menos adelantados: América Central y Andina, interior de Asia y el África Negra. Son los países con menos posibilidades, países donde el hambre y la miseria están generalizadas, que conocen todo tipo de lacras: trata de blancas, prostitución infantil, sida… tienen escasas posibilidades de escapar de esta situación.

3. CARACTERÍSTICAS DE LOS PAÍSES DEL TERCER MUNDO.

Las características comunes para poder hablar de países del Tercer Mundo serian:

1.- Bajo PNB y baja renta per cápita.
2.- Fuerte tasa de crecimiento demográfico de la población.
3.- Malnutrición e insuficiencias alimentarias.
4.- Alto grado de analfabetismo.
5.- Debilidad e insuficiencia del sector sanitario y alta tasa de mortalidad infantil.
6.- Graves desigualdades sociales e inexistencia de clases medias.
7.- Parte predominante de la población activa dedicada al sector primario (agricultura) y bajo nivel de industrialización.
8.- Altísima tasa de paro y abundante trabajo infantil.
9.- Bajo nivel de producción.
10.- Situación de dependencia económica y peso excesivo en sus economías de la exportación de materias primas minerales o
Agrícolas.
11.- Sociedades estructuradas familiarmente o por clanes.
12.- Falta de garantías procesales a todos los niveles (económicas,
Sociales, judiciales y políticas)

El problema radica en cómo poner en relación estos doce puntos (a los que se podrían añadir otros) y en cómo establecer un indicador que una el analfabetismo y la tase de paro.

Desde su inicio, no podemos dejar de pensar en lo que significa el propio concepto de subdesarrollo, desde que H.S. Truman, en 1949 lo utilizase por primera vez, y Suavy, en 1951, se acercase a unos criterios básicos que lo pudiesen definir, al utilizar este término nos estábamos refiriendo al nivel de pobreza y de carencias de lo más elemental e imprescindible, este autor lo caracterizó así́:
• Una mortalidad alta, especialmente entre los menores de cinco años. Una fecundidad elevada
• Una alimentación insuficiente
• Un número considerable de analfabetos
• Una primacía del sector primario
• Un paro encubierto, a causa de la insuficiencia de los medios de trabajo
• Una servidumbre y clara discriminación de la mujer
• Empleo masivo de niños y niñas como fuerza laboral
• Falta de clases medias.
• Un régimen político de corte autoritario, sin instituciones democráticas.

Los países o sociedades que cumpliesen con estas premisas se podían denominar como subdesarrollados o, con una visión más optimista, se podían encontrar en las vías del desarrollo.

Yves Lacoste, posteriormente, concretó estos criterios y los desarrolló, igualmente hicieron otros autores como Walt Whitman, quien en la década de los sesenta, defendía o hablaba de la existencia de situaciones distintas en el camino del desarrollo.

El término "subdesarrollo" fue acuñado por políticos norteamericanos, siendo utilizado por el presidente Truman en 1949 ("under-development") en un sentido evolutivo. Se pretendía llamar la atención sobre la situación de estos países que se encontraban en un estadio atrasado respecto a su camino hacia el desarrollo. Esta idea se encuentra ampliamente influida por la idea de Progreso y de ahí́ que a pesar de lo errónea de la misma haya tenido un eco extraordinario, siendo mantenida "por prestigiosos economistas, como P. Baruch (…)" (126). Considerar que el subdesarrollo constituye el principio de una evolución lineal hasta el desarrollo, evolución que, históricamente, nunca ha tenido lugar, ni entre los países del Tercer Mundo, ni entre los desarrollados, pues estos no han sido previamente subdesarrollados, ni aquellos han traspasado el umbral del subdesarrollo.
Las ideas que apuntan hacia una economía en desarrollo con una serie de etapas predefinidas han ido perdiendo protagonismo, al no superarse todas las etapas de igual manera en todos los lugares geográficos.

En la conceptualización del término “Tercer Mundo” también se han abandonado las tesis que defendían que con un crecimiento económico de la renta per cápita o el Producto Interior Bruto (PIB) se lograría el desarrollo. De hecho, se ha constatado que el crecimiento económico muchas veces va paralelo a una agudización de las desigualdades, a un mayor desempleo y a un aumento de la pobreza. Así́ pues, puede existir un crecimiento económico sin un desarrollo humano paralelo.

Más recientemente el PNUD, ha intentado establecer un concepto que incluya y pueda medir el grado de bienestar que posee un país, de esta forma calcula el llamado Índice de Desarrollo Humano (IDH), a partir de tres indicadores:

1. La esperanza de vida.
2. El índice de alfabetización y la matriculación en primaria, secundaria
Y otros niveles de enseñanza.
3. El Producto Interior Bruto real per cápita, tomado en dólares PPA de
Estados Unidos.

Hay otros elementos importantes, aunque más difíciles de medir, como son la libertad política, económica y social, la garantía de los derechos humanos y otros.
La primera vez que se elaboró́ el Índice de Desarrollo Humano (IDH) fue en 1990 y lo hace la ONU a través del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Supone el intento de establecer un indicador que ponga en conexión todos estos elementos que indican la pobreza. La escala oscila entre el 0 y el 1. Así́, se considera países con alto desarrollo humano a los que tienen un IDH mayor de 0,800, lo que supone el 23% de la población mundial, los países de mediano desarrollo humano tienen un IDH entre 0,500 y 0,799, lo que supone el 45% de la población mundial, y otros con bajo desarrollo humano, con un IDH inferior a 0,500, lo que supone el 32% de la población mundial.
Cada año se revisa este índice. El elaborado en 1998, corresponde a los datos de 1995, y ha supuesto una reducción de los valores del IDH en unos treinta países que se localizan en África al sur del Sahara, Europa oriental y CEI y países en conflicto. Por ejemplo, la extensión del SIDA en los citados países africanos ha dado como resultado la disminución de la esperanza de vida, un gran incremento de la mortalidad y, por tanto, el retroceso en el IDH. En este sentido, el IDH supone un gran paso en la conceptualización del término “Tercer Mundo

4. CAUSAS DEL SUBDESARROLLO DEL TERCER MUNDO.

4.1. Causas geográficas.

Hoy tienen poca importancia, pero en su día explicaban las desigualdades que existían entre las distintas zonas del planeta, decían que el clima y el relieve eran determinantes, que el carácter de las personas y el grado de desarrollo de sus países dependían de esto, esta teoría venia de la observación de que casi todos los países subdesarrollados se encontraban en la zona tropical o en zonas aisladas por grandes cordilleras, bosques o mares. Esto, en definitiva, generaba formas de vida primitivas.

4.2. Causas históricas internas.

Explican, desde el punto de vista interno, las causas históricas que han dado lugar a la situación actual, en este orden de cosas los estudiosos creen que las causas del subdesarrollo de esos países hay que buscarlas en el pasado, sumergiéndonos en la historia de estos pueblos encontramos sistemas políticos ineficaces, atraso acumulado desde hace siglos, diferencias sociales profundas y tradicionales, luchas y guerras internas… todo esto explicaría el escaso grado de desarrollo de estos pueblos.

4.3. Causas históricas externas.

Esta es la explicación que cuenta con más partidarios en la actualidad. No es una coincidencia que estos países subdesarrollados hayan sido colonias en algún momento de los países desarrollados. Su economía ha sido dirigida desde el norte, desde la metrópoli, sin tener en cuenta los intereses de estos pueblos sino los propios de los colonizadores.

4.4. Causas económicas.

Son fundamentales para explicar la situación actual. Destacan: la dependencia económica de los países del norte y la existencia en estos países de una economía dual.

4.4.1. Dependencia económica de los países del norte.

Aunque todos estos países hayan conseguido su independencia política, la dependencia económica con respecto a los países desarrollados se mantiene vigente. El norte compra las materias primas y fija el precio de estas, las variaciones del precio de estas materias primas en los mercados internacionales pueden arruinar a un país que depende de estas exportaciones. Los mejores y más rentables centros productivos de estos países están en manos extranjeras, las multinacionales o transnacionales son dueñas de las plantaciones más ricas de estos países, de las explotaciones petrolíferas (a menudo conseguidas a través de pagar a funcionarios corruptos)… y el poder de estas multinacionales es poderosísimo, en algunos casos han llegado a derrocar gobiernos. Por si fuera poco, estos países dependen de los países desarrollados para obtener la tecnología necesaria para el desarrollo y de los productos manufacturados de Europa, Japón o Estados Unidos, ya que no tienen capacidad de producirlos; esto hace que surja un problema todavía mayor: el de la deuda. La deuda con los países desarrollados es cada vez más alta al ser más altas las necesidades de la población conforme se va desarrollando, cada vez hay que pagar más por esos productos que vienen de fuera y este dinero bloquea el desarrollo de estos países ya que los beneficios obtenidos se van en pagar la deuda, como conclusión diremos que esto es la pescadilla que se muerde la cola: para el desarrollo hacen falta maquinas, las maquinas se pagan a precio de oro, el pagarlas supone no invertir en el desarrollo del país, al no poder desarrollarse la pobreza se perpetua. A esto se le conoce como el círculo vicioso de la pobreza. Esta dependencia económica se llama neocolonialismo.

4.4.2. Mantenimiento de una estructura económica dual.

En estos países se mantienen dos estructuras económicas diferentes. Por una parte un sector tradicional pre capitalista, es el tipo de economía de subsistencia en el que vive gran parte de la población. Y por otro un sector capitalista débil y dependiente del capital exterior, esto genera inestabilidad económica. La agricultura es el sector económico predominante, pero una agricultura de baja productividad. La industria tiene una estructura muy débil, muchos de estos países no han desarrollado su revolución industrial, cuentan con muy pocas infraestructuras, transportes y capital, para todo esto dependen del exterior. Por el contrario el sector servicios reúne a un porcentaje muy alto de la población, esto es una característica de estos países.

4.5. Causas sociales.

Explican también muchas de las trabas que estos países tienen para llegar al desarrollo. En el interior de estos pueblos hay grandes desigualdades sociales, un porcentaje muy reducido de la población es inmensamente rico y la inmensa mayoría es inmensamente pobre, esto genera problemas sociales, enfrentamientos, inestabilidad política… y a veces enfrentamientos étnicos entre comunidades distintas que conviven dentro de fronteras artificiales.
Por otra parte el desempleo o el subempleo son crónicos, la pobreza es generalizada, en esta situación no hay ahorro ni consumo y esto genera un estancamiento de la población.

4.6. Causas políticas.

Fruto de la situación ya descrita los regímenes políticos de estos países son muy inestables, no existen muchas democracias (salvo en la India y en la Iberoamérica actual) la dictadura es la forma más usual de gobierno y los golpes de Estado la única forma de acceder al poder, estos golpes de Estado a menudo desembocan en cruentas guerras civiles. Otras características de estos gobiernos es la corrupción del funcionariado como norma, es una respuesta a los bajos salarios que se cobran, pero es una lacra para el desarrollo del país. Por si fuera poco en los presupuestos de estos países se refleja un alto porcentaje para gastos militares, gastos militares que son muy superiores a los gastos en educación o en sanidad.

4.7. El problema de la superpoblación.

El comportamiento de la población en los distintos países es muy diferentes: en los países desarrollados hay una natalidad muy baja y una mortalidad muy baja, algunos países pierden población y se produce también un envejecimiento de esta; por el contrario en los países subdesarrollados la natalidad es muy elevada, pero la mortalidad es muy baja gracias a las medicinas (vacunas, hospitales…) y como consecuencia de esto se está́ asistiendo desde principios de siglo a una explosión demográfica tremenda, situación que se acentúa más tras la II Guerra Mundial. Los problemas que se generan son tremendos: la población crece mucho más rápidamente que los recursos, esto genera un subdesarrollo más profundo, hambre y emigración y, a veces, guerras.

El concepto de superpoblación está en relación con los recursos, si estos países tuvieran la misma población pero con muchos más recursos no se considerarían superpoblados. Casi toda la población de África cabria en Estados Unidos y allí́ no se consideraría superpoblación.

También hemos de constatar un hecho dentro de este crecimiento demográfico, y es el crecimiento galopante de la población urbana por encima de la población rural. En 1997 casi la mitad de la población mundial vivía en ciudades, este proceso de urbanización es más rápido en los países subdesarrollados y las ciudades crecen de manera improvisada y anárquica (chabolas) y esto genera problemas más profundos como la contaminación, el paro, la delincuencia…

5. INFLUENCIA DEL CONCEPTO TERCER MUNDO EN ALGUNAS POSICIONES TEÓRICAS: TEORÍA DE LA DEPENDENCIA Y POSTURA DE SCHUMPETER.

5.1. La teoría de la dependencia.

La teoría de la dependencia empezó a perfilarse por el pensamiento histórico de izquierdas a partir del concepto de Tercer Mundo en el momento de la descolonización. Desde esta perspectiva se considera que si bien había desaparecido la colonización política de estos países, se estaba desarrollando en su lugar la colonización económica de los países del Tercer Mundo. Años más tarde, cuando la teoría de la modernización ya había promovido las tesis del desarrollismo, surgió la teoría de la dependencia. Esta teoría aparece a mediados de los años 60 para explicar el subdesarrollo o las situaciones de dependencia económica de los países sudamericanos.

La teoría de la dependencia deriva del análisis marxista aplicado a los casos sudamericanos. Su objetivo no es tanto explicar el capitalismo cuanto analizar las causas del su desarrollismo latinoamericano. Más tarde está teoría se ha utilizado para interpretar también la situación de África por parte de autores como Samir Amín o Wallerstein o de los países asiáticos del Tercer Mundo. Este enfoque sigue la tradición marxista de considerar que la estructura productiva asociada a una estructura de clases sociales determinada es el fundamento de la actividad política. Entre los teóricos de la dependencia destacan F.H. Cardoso, E. Falleto, A. Gunder Frank, I. Wallerstein, y otros. Provienen de la tradición marxista-leninista. Del marxismo obtienen el planteamiento de la lucha de clases y del leninismo el análisis del imperialismo, al que este consideraba como “una fase superior del desarrollo del modo de producción capitalista”. La obra más representativa de este enfoque es la de Cardoso y Faletto: Dependencia y Desarrollo en América Latina de 1971.

La teoría de la dependencia parte de que el subdesarrollo de una sociedad nacional o regional solo se puede entender en conexión con su inserción histórica en el sistema político-económico mundial que emerge con la colonización europea del mundo.

El sistema global se caracterizó por el desarrollo a la vez paralelo y desigual de sus diferentes componentes: de un grupo de países avanzados denominado “el centro” (EEUU, Europa occidental y Japón) y otro grupo de países subdesarrollados llamado “la periferia”.

La teoría explica que el desarrollo y el subdesarrollo son aspectos del mismo fenómeno, los dos históricamente simultáneos y ambos están vinculados funcionalmente, es decir, interactúan y se condicionan mutuamente. El centro es capaz de un desarrollo autónomo, actúa para satisfacer sus propias necesidades internas. Es el beneficiario de los vínculos que se establecen a escala global. La periferia tiene un desarrollo de tipo reflejo. Está condicionado, a la vez, por su incorporación al sistema global y por su adaptación a los requerimientos de la expansión del centro. La periferia está en situación de explotación por el centro dominante.

La lógica de la dependencia deriva de la idea de que el desarrollo desigual tiene su origen en el siglo XVI, cuando se formó la economía capitalista mundial. Sostiene que en la perspectiva histórica el centro ganó a expensas de la periferia y que el desarrollo de la economía mundial ha ido reforzando la situación de intercambio desigual, es decir, de productos manufacturados del centro por materias primas de la periferia.

La conclusión es que el sistema capitalista crea y mantiene un proceso coercitivo de explotación y extracción de los recursos de la periferia a favor del centro y condena a la periferia a la situación de subdesarrollo. Este círculo vicioso solamente puede ser roto por un cambio fundamental en las relaciones entre la periferia y el centro, la eliminación del capitalismo y la introducción del socialismo.

Además hay una conexión entre los componentes estructurales internos y externos del subdesarrollo. No son únicamente factores externos, los que determinan el subdesarrollo. La dependencia tiene un determinante exterior, pero hay factores internos en los países dependientes que refuerzan los vínculos exteriores de dependencia.

Por otra parte, la relación de dependencia permite explicar históricamente el subdesarrollo, pero esto no quiere decir que esta relación se vaya a perpetuar en todas las zonas de subdesarrollo. Por el contrario, estas pueden cambiar en distintos contextos al evolucionar el sistema mundial. En este sentido, Cardoso desarrolla el concepto de “desarrollo dependiente” en ciertos casos de América Latina en los que ha surgido una burguesía nacional vinculada a cierto desarrollo industrial. En esta misma línea, Wallerstein introduce el concepto de “semi periferia” aludiendo a los casos en que países del Tercer Mundo tienen un sistema económico en el que se dan procesos productivos que requieren cierto nivel tecnológico.

5.2. Postura de Schumpeter.

El economista Joseph Schumpeter sostuvo que la expansión mundial de las empresas monopólicas, en perjuicio del desarrollo de los países no desarrollados, es un atavismo de estructuras políticas preindustriales, derivada de «la insensata disposición por parte del Estado hacia una expansión ilimitada y forzosa». Schumpeter sostenía que esa expansión no era una consecuencia del interés económico, sino una política de poder de las clases dominantes.
Para Schumpeter, el desarrollo y la democracia irían limitando a los monopolios económicos hasta hacerlos desaparecer.

6. VÉASE TAMBIÉN.

• Primer Mundo.
• Segundo Mundo.
• Cuarto Mundo
• Teoría de la Dependencia.
• Países desarrollados.
• Países en vía de desarrollo.

7. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS.

1. Schumpeter, J. Capitalismo, socialismo y democracia. Madrid. Aguilar. 1968.
2. Wallerstein, I. Análisis del sistema-mundo. Una introducción. Madrid. Siglo XXI Editories. 2006.
3. Sauvy, A. Trois mondes, une planète. L’Observateur, 14 de Agosto de 1952, número 118, página 14.
4. García, R. “La imagen del Tercer Mundo”, en Curso de Cooperación nivel I, Oviedo, Eikasia-MPDLA, 2000.
5. Sánchez Cervelló. La descolonización y el surgimiento del Tercer Mundo. Barcelona. Hipotesí. 1997.
6. Sánchez de Dios, M. Política Comparada. Madrid. Síntesis. 2012.

Autora:

Ilse Sánchez
Marta Santander González

_t
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License