Radicalismo

Definición

El radicalismo político pertenece a la rama de las ciencias políticas y, según la RAE, se puede definir como: Doctrina que propugna la reforma total del orden político, científico, moral y religioso.

El radicalismo surge en el siglo XVIII y XIX teniendo como origen a la doctrina política del liberalismo.

Cuadro de contenidos.

1. Historia del radicalismo.
1.1 El radicalismo británico.
1.2 El radicalismo en Argentina.
2. Base social.
3. Orientación ideológica.
4. Problemas del radicalismo.
5. Partidos radicales.
1. Partidos radicales existentes.
6. Véase también.
7. Referencias.

1. Historia del radicalismo.

El radicalismo británico.

En el siglo XVIII surge en Gran Bretaña el movimiento del radicalismo que se desarrolló en Londres, ciudades del Norte y en Escocia.

El radicalismo británico tenía como prioridad el asentamiento de la democracia utilizando el sufragio universal y realizando una reforma en el Parlamento. Ésta reforma consistía en convertir el Parlamento en un poder legislativo. La Revolución francesa provocó una reacción brusca para el radicalismo. Los franceses buscaban un cambio de su situación sin tener que requerir al pasado. En cambio, el radicalismo sí recurría al pasado para recuperar las libertades que se perdieron durante el reinado de los Reyes Normandos.

Los radicales luchaban por algo más que la política, luchaban por motivos sociales como puede ser la lucha por la igualdad.

Por último, podemos destacar dos grandes figuras que resaltaron en el movimiento radical: William Ogilvie (1736-1813) y Thomas Spence (1750-1814).

El radicalismo en Argentina.

La Unión Cívica Radical es un partido fundado en el año 1891 con el objetivo de constituir su propia fuerza, así como conseguir una dinámica política.
Este movimiento tenía como base el apoyo a la clase media inmigrante perjudicados por la crisis financiera de la época. Este grupo social carecía de voz política. Es importante destacar que la U.C.R ha sido un partido policlasista, es decir, defienden y conservan las desavenencias entre las clases sociales.

Comprende tres revoluciones:

La llamada Revolución del Parque (26 de julio de 1890), conocida como la Revolución del 90, la cual fue derrotada por el gobierno.

La Revolución de 1893, donde Luis Sáenz Peña puso a la Unión Cívica Radical en condiciones inmejorables en el poder.

La Revolución rusa de 1905.

Estas revoluciones no tuvieron éxito militar, pero gracias a la Ley Sáenz Peña el radicalismo llegó al poder en el año 1916.

2. Base social.

Para clasificar los partidos radicales se recurre a su base social, la cual proviene del marxismo y de la sociología. De esta manera, los partidos se definen como portadores de la identidad de las divisiones sociales, es decir, de las clases sociales.

Dicha forma de clasificar a los partidos según su base social consiste en la división entre obreros, que predominan principalmente en Europa, y burgueses, que predominan en el tercer mundo. Existen países en los que estas variedades sociales llevan a otros tipos de partidos, como los partidos urbanos o como los partidos religiosos. Por lo que podemos confirmar que la sociología es lo que define a un partido.

Cabe mencionar que durante el año 1990 el radicalismo perdió un importante número de votantes, sobre todo el sector joven.

3. Orientación ideológica.

El radicalismo surgió sin una ideología específica, sin embargo, no renegó las concepciones liberales. Además, destaca por tener como único programa de gobierno la Constitución Nacional.

Hoy en día, se trata de la única estructura política que se encuentra en la república. Dicho esto, posee un importante papel en la Nación, simboliza equilibrio en la libertad.

Se podría decir que su ideología se construye a partir de la Revolución Francesa del año 1789 en torno a la derecha, que acentúa la superioridad de la libertad, y a la izquierda, que destaca el valor de la igualdad. Es importante mencionar que la orientación ideológica es el objetivo de la organización y no de la estructura social.

Sin embargo, la ideología radical era muy limitada ya que no iba más allá de un ataque moral a la oligarquía.

4. Problemas del radicalismo.

El radicalismo muestra una crisis respecto a su identidad como partido: se ha tachado tanto su orientación ideológica como su base social. Estas barreras no llevaron a una polémica para determinar su naturaleza, sino que se estimuló la acción en vez de la deliberación, es decir, dio un paso hacia el vacío.

Pero esta no fue la única crisis, sino que la liberación de los sistemas de partidos al acabar la Guerra Fría llevó a la desaparición de algunos partidos como el partido conservador canadiense o el partido socialdemócrata venezolano.

A pesar de estos problemas, el radicalismo ha constituido casi un siglo de historia y se trata de uno de los componentes constructivos para ordenar la república.

5. Partidos radicales.

Partidos radicales existentes.

Actualmente, destacan los siguientes partidos radicales, entre otros:
 En Chile, el Partido Radical Socialdemócrata (PRSD). Fue fundado el 18 de agosto del año 1994 y su corriente principal es el socioliberalismo y la socialdemocracia.
 En Italia, los Radicales Italianos. Fundado el 14 de julio de 2001 y, al igual que el anterior, tiene como corrientes principales el socioliberalismo y la socialdemocracia.
 En Suiza, el Partido Liberal Radical Suizo. Este partido fue fundado el 11 de enero de 2009 y tiene como corriente principal el liberalismo.
 En Francia, destaca por un lado el Partido Radical, fundado en junio de 1901 y como corriente principal tiene el liberalismo. Y, por otro lado, el Partido Radical de Izquierda, fundado en el año 1971.
 En España, la Unión Progreso y Democracia fue fundada el 26 de septiembre del año 2007 y tiene como corriente el socioliberalismo.

6. Véase también.

• Liberalismo
• Republicanismo
• Democracia
• Oligarquía

7. Referencias.

1. Carello, L. (1974). Radicalismo argentino. Buenos Aires. Nueva Sociedad.
2. Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid.
2. Radicalismo (2014). Real Academia Española. Espasa Libros, S. L. U. En: http://dle.rae.es/?id=V14ByHI [16/04/2016].
3. Jiménez Lizarazo, H. (2016). “Radicalismo” en http://es.calameo.com/read/000451302ad2fe1be1ee3
4. “Noventa años de Radicalismo”, en Todo es historia, nº 170.
5. Malamud, A. (1997): “Acerca del radicalismo, su base social y su coalición electoral”, en Escenarios Alternativos, en http://apps.eui.eu/Personal/Researchers/malamud/Radicalismo%20social%20y%20electoral%20(Escenarios%20Alternativos%20II).pdf

Autora:

Alba María Aguado Megía

_r
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License