Patriotismo

Definición

El patriotismo es el valor que procura cultivar el respeto y amor que debemos a la patria, mediante nuestro trabajo honesto y la contribución personal al bienestar común. Tal vez para muchos, el ser patriota consiste en el orgullo de haber nacido en un país rico en recursos o de gran tradición cultural; para otros significa portar los colores nacionales en un evento deportivo o en el viaje al extranjero; algunos más sólo sienten pertenecer a su país en la fecha de una celebración nacional y sólo como pretexto para organizar una fiesta con sus amigos… Cabe cuestionarnos si el verdadero patriotismo se vive o es un sentimiento ocasional y por tanto pasajero.

Contenido

1. Conciencia de unidad y pertenencia
2. Tipos de patriotismo
2.1 Patriotismo Constitucional
2.2 Patriotismo Económico
3. Véase también
4. Referencias

1. CONCIENCIA DE UNIDAD Y PERTENENCIA:

La conciencia parece despertarse cuando aparecen los desastres, las guerras y otros sucesos extraordinarios resaltando el patriotismo y la solidaridad, pero el todo pasa y volvemos al ritmo de vida habitual. No es posible esperar la aparición de calamidades para darnos cuenta de nuestra capacidad de entrega y trabajo gustoso por los demás.

En lo cotidiano las personas tienden a compararse con otras naciones “en las que se vive mejor”, y tal vez deberíamos comenzar por adquirir las cualidades que admiramos y elogiamos en los habitantes de otras latitudes y colaborar positivamente al enriquecimiento de nuestra cultura, reconociendo que la patria nos ha proporcionado las condiciones indispensables para lograr nuestro desarrollo intelectual, social, moral y económico.

El patriotismo se manifiesta por los valores que transmitimos como ciudadanos conscientes: trabajo, conducta, modales, respeto a las normas y costumbres, pero podemos suponer que de poco sirve tener una actitud recta cuando se transige con la trampa, el abuso y la pereza. El verdadero patriota puede quejarse de su nación observando su errores y deficiencias, pero al mismo tiempo busca y propone los medios para poder solventarlos, pues no es correcto contemplar como el país se hunde cada día más sin que hagamos algo al respecto.

La manera de comenzar a vivir y transmitir a los demás la importancia de vivir este valor, no se logra necesariamente con grandes campañas, todas son muy buenas e indispensables, pero se necesita del trabajo y esfuerzo diario de cada uno de nosotros. ¿Cómo adquirir esa conciencia de unidad y pertenencia?

– Realiza tu trabajo con dedicación y esmero, es lo más justo y necesario para ser productivos.
– Preocúpate por el cuidado del medio ambiente; pagar tus impuestos, si te corresponde; acude a las urnas cuando sean elecciones para cargos públicos.
– No menosprecies todo aquello que tu país te facilita: escuela, comunidad, servicios, costumbres… Si no eres capaz de respetar tu entorno, jamás se despertará en ti el amor a la patria.
– Participa en actividades de servicio comunitario atendiendo enfermos, ancianos, niños discapacitados… que es una forma de colaborar al desarrollo social.
– Visita museos, asiste o participa en la promoción de actividades culturales que tengan como finalidad el dar a conocer los valores, costumbres y tradiciones nacionales.
– Procura conocer la historia, pues nos descubre el esfuerzo por construir una nación, el verdadero sentido de las tradiciones y los hechos que han conformado la situación actual. De esta forma estamos en condiciones de descubrir la raíz de los males, comprenderlos y tomar decisiones para corregirlos y prevenir en la medida posible su repetición.

2. TIPOS DE PATRIOTISMO

Como no siempre el patriotismo se desarrolla de un mismo modo y hay razones diferentes al momento de mostrarse como un patriota, en esta oportunidad describiremos las modalidades más extendidas de patriotismo para recordarlas y ayudar a que aquel que no las conoce, pueda descubrirlas.

Las agrupaciones de raíces marxistas, por ejemplo, se caracterizan por promover un patriotismo cívico de carácter socialista, el cual invita a comprometerse con el proceso revolucionario de la sociedad y respaldar al comunismo.

De hablar del patriotismo constitucional, en cambio, deberemos citar al politólogo Dolf Sternberger y al sociólogo y filósofo alemán Jürgen Habermas, quienes impulsaron esa idea enmarcada en el espíritu republicano.

Además de estas nociones, suele aludirse con frecuencia al patriotismo económico, el cual busca potenciar, promover y defender el consumo interno dentro de una nación (a través de medidas como el proteccionismo y el reemplazo de productos importados) para evitar la dependencia nacional respecto a otros mercados.

2.2 PATRIOTISMO CONSTITUCIONAL

El concepto de patriotismo constitucional fue creado por teóricos alemanes tras la II Guerra Mundial y la constatación de los horrores del nazismo y su manipulación de la definición de nación. Su teórico más conocido es Jürgen Habermas, “reconstructor del materialismo histórico” y miembro y emblema de la “Escuela de Frankfurt” de intelectuales de la vieja “nueva izquierda”.

El “patriotismo constitucional” es un concepto muy ligado a la evolución histórica germana, una nación surgida tardíamente y cuyo territorio no se corresponde a su población étnico-lingüística (Austria, casi toda Suiza, y zonas fronterizas de Polonia, Italia y Francia).

Es un concepto que intenta exorcizar al nacionalismo con términos basados en la democracia, la igualdad y respeto a la ley y los derechos del individuo.
Son términos útiles cuando el enemigo está fuera de esa ley, o al menos no puede formular sus propuestas abiertamente, como es el caso de los neonazis alemanes, y antes también de los comunistas. No sirve de mucho cuando la ley ampara en su seno los conceptos del enemigo nacionalista, como ocurrió en la República de Weimar.

En el final del siglo XX y principios del presente, surgen nuevas ideologías del sentimiento (ecología, defensa de prejuicios de minorías de todo tipo, nuevas ortodoxias de las heterodoxias, nuevos prejuicios “políticamente correctos”…), que intentan cubrirlos, utilizando las clásicas armas del irracionalismo que les son propias: la perversión de la razón y el intelecto y el enmascaramiento de sus imposiciones y opresión, nuevas perversiones del lenguaje sacadas de las antiguas manipulaciones.

Nada nuevo bajo el sol, pero siempre la ausencia de la memoria colectiva que permitiera identificar las nuevas tiranías.

Es posible un patriotismo sin adjetivos que afirme la Historia y existencia de la Nación sin identificar esta con la labor de derribo indiscriminada de la izquierda, ni con el tradicionalismo selectivo e interesado de la derecha y sus extremos, ambas tan
perjudiciales hoy mismo.

El “patriotismo constitucional” es un patriotismo utópico, que destierra la política de la Historia, disuelve los sentimientos patrióticos (sólo los unitarios, claro), los lazos colectivos y de legitimación social, y deja sin Estado y sin bases reales a una fantasmagórica Constitución (¿qué Constitución?, en el siglo XIX tuvimos tantas como gobiernos, ¿la de 1977 o la de 2006…?). Es además, tan selectivo y sesgado como la interpretación más reaccionaria.

2.3 PATRIOTISMO ECONÓMICO

El patriotismo económico es el comportamiento coordinado de consumidores y compañías, tanto privadas como públicas, promovido conscientemente, en el sentido de favorecer los bienes y servicios producidos en su país. Puede practicarse tanto a través de estimulación de la demanda (pidiendo a los consumidores que compren esos bienes y servicios en vez de los del extranjero) o a través de la protección de suministros, la protección del mercado interior frente a la competición extranjera con aranceles o cuotas (proteccionismo). Una forma reciente de patriotismo económico es el proteccionismo financiero: la hostilidad contra las adquisiciones de grupos extranjeros de compañías consideradas estratégicas (sector estratégico) para la economía del país.

Los objetivos del nacionalismo económico son:
• Apoyar la actividad económica.
• Promover la cohesión social.
• Sus partidarios lo describen como una autodefensa de los intereses económicos locales

Críticas

La preferencia del consumidor por productos locales da a los productores locales más poder de mercado y les permite elevar los precios obteniendo mayores beneficios o manteniendo costes de producción más elevados, mayores salarios o procedimientos obsoletos o no competitivos con el exterior. Los consumidores que favorecen productos locales pueden verse explotados por una política de maximización de beneficios de los productores locales.

3. VÉASE TAMBIÉN

HISTORIA DEL PATRIOTISMO MEXICANO
HISTORIA DEL PATRIOTISMO COLOMBIANO
HISTORIA DEL PATRIOTISMO PERUANO

4. REFERENCIAS

Patriotismo. (2015). Wikipedia.
Nacionalismo económico. (2015). Wikipedia.
La oposición antinacionalista. (2006). “Patriotismo constitucional: patriotismo utópico”
Patriotismo. (2015). Encuentra Portal Católico.

Autoras:

Irene Martínez Serrano

Jessica Torrente Castrillo

_p
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License