Liberalismo

CONCEPTO LIBERALISMO

El liberalismo es una corriente filosófica que se centra en lo económico, social y político. Se caracteriza por la apertura hacia nuevas ideas. Comienza en el siglo XVI hasta el s. XIX.

Surge por mostrarse contrario al absolutismo, y los elementos que definen a éste, como la concentración de poderes en una sola persona, el conservadurismo y el despotismo ilustrado.

Influye en la introducción de principios como el de igualdad y protección en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) durante la Revolución Francesa.

El fundador del pensamiento filosófico e ideología liberal fue John Locke. Junto a él lo desarrollan Montesquieu, Voltaire y Rousseau. Les siguen Adam Smith del liberalismo económico y Thomas Jeferson del liberalismo político.

Se basa en:

- Libertad individual: Los seres humanos poseen derechos por ser racionales, y éstos al ser individuales provocan el progreso en la sociedad. Tolerancia en las relaciones humanas.

- Estado de derecho: de una democracia participativa donde las personas que ejercen su derecho libre determinan quien o quienes les gobierna. Este gobierno debe regular la vida pública sin inmiscuirse en el ámbito privado de los ciudadanos.

- Igualdad ante la ley: El estado de derecho vela porque exista libertad ante la ley, es decir, que un gobierno cumpla las leyes o normas establecidas y no aproveche el poder para ejecutarlo en su propio beneficio.

El liberalismo como ideología toma su referencia en el individualismo, surge a partir de la reforma protestante del s.XVI, en las revoluciones inglesas de 1648 y 1688, donde se lucha por la abolición del derecho divino del rey, la revolución americana de 1776 es la revolución triunfante con la declaración de independencia de 1776, la revolución francesa de 1789, donde se reivindican las libertades de los ciudadanos frente al absolutismo de los reyes.

Hace referencia a doctrina económica y política, con una característica común: la primacía del hombre en la sociedad.

Doctrina económica: Adam Smith, David Ricardo y Thomas Malthus, economistas ingleses proponen un desarrollo económico basado en el libre mercado.

Doctrina Política: el estado liberal como modelo de estado mínimo, no intervencionista que proteja la propiedad privada de los medios de producción y promocione el libre mercado.
Al estado no se le permite una intervención coercitiva en materias que tiene que ver con la libertad del individuo. Es un estado de derecho constitucional con división de poderes.

John Locke es el padre de la doctrina política del liberalismo, en sus tratados sobre el gobierno civil resume su pensamiento en:

- Los hombres son libres e iguales por naturaleza.
- Los hombres tienen derecho a la libertad, la vida y la propiedad.
- Defiende la tolerancia religiosa y separa la Iglesia del Estado.
- La legitimidad de un gobierno se basa en el apoyo que tenga de los ciudadanos, y el respaldo de la mayoría, siendo el precedente de lo que es una democracia constitucional.
- Defiende la separación de poderes, distinguiendo legislativo y ejecutivo, aunque no el judicial. - Defiende la democracia, la libertad de expresión, reunión, participación política
y la existencia de partidos políticos, el derecho a la resistencia y a la revolución.

En Francia, este pensamiento de Locke fue rescatado y defendido.

El Liberalismo, tiene una serie de elementos comunes desde su aparición en el XVII, pero con variantes según épocas, autores y países.

J. Touchard recuerda que “…en la misma medida en que el liberalismo aparece como filosofía política de la clase burguesa, no asegura más que la libertad de la burguesía”

LIBERALISMO ECONÓMICO

El liberalismo económico, se conoce como el pensamiento o doctrina que surge a finales del siglo XVIII como reacción contraria al poder absolutista instaurado y que venía ejerciendo un amplio control sobre la economía.

Se posiciona en contra de la corriente económica predominante denominada mercantilismo, existente desde el siglo XV que defendían la regulación de la economía por el Estado.

Se le atribuye a Adam Smith (1723-1790), filósofo y economista escocés, ser el fundador del liberalismo económico y precursor de la Escuela Clásica de Economía, a la que van a pertenecer otros defensores del liberalismo económico como Jeremy Bentham (1748-1832) y Thomas Malthus (1766-1834) y ya en el siglo XIX David Ricardo (1772-1823) y John Stuart Mill (1806-1873).

Adam Smith, también considerado como el primer economista académico, es el autor de la obra “Una investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones”, más conocida por el nombre abreviado “La riqueza de las naciones” que se público en el año 1776
Por la gran transcendencia que ha tenido esta obra, sobre la que se asientan los principios que van a regir el liberalismo económico, merece realizar una breve reseña sobre su contenido. La riqueza de las naciones es un ensayo sobre la naturaleza y las causas de riqueza de las naciones, el libro se divide en cinco partes:

PRIMERA PARTE: DE LAS CAUSAS DEL PROGRESO EN LA CAPACIDAD PRODUCTIVA DEL TRABAJO Y DE LA FORMA EN QUE SU PRODUCTO SE DISTRIBUYE NATURALMENTE ENTRE LAS DISTINTAS CLASES DEL PUEBLO

Lo dedica a hablar sobre la división del trabajo, o especialización sobre todo en productos manufacturados con la utilización de maquinaria, lo que implicaría un aumento de producción, obteniendo más beneficios y por lo tanto esto produciría mayor crecimiento económico.

“Este gran incremento en la labor que un mismo número de personas puede realizar como consecuencia de la división del trabajo se debe a tres circunstancias diferentes; primero, al aumento en la destreza de todo trabajador individual; segundo, al ahorro del tiempo que normalmente se pierde al pasar de un tipo de tarea a otro; y tercero, a la invención de un gran número de máquinas que facilitan y abrevian la labor, y permiten que un hombre haga el trabajo de muchos” (Smith, 1776)

SEGUNDA PARTE: DE LA NATURALEZA, ACUMULACIÓN Y EMPLEO DEL CAPITAL

Habla sobre la acumulación del capital a través del ahorro y empleo del capital, entendido como dinero, sea del individuo o de la sociedad, y de los efectos de su inversión sobre el producto anual. Del trabajo productivo y no productivo.

TERCERA PARTE: DE LOS DIFERENTES PROGRESOS DE LA RIQUEZA EN DISTINTAS NACIONES

Plantea la desigualad de crecimiento de unos países sobre otros, da gran importancia a las instituciones y a la política económica y critica las medidas que favorecen un sector de la economía frente a otros.

“El comercio y la industria establecieron gradualmente el orden y el buen gobierno, y con ellos la libertad y la seguridad de los individuos, entre unos habitantes del campo que antes habían vivido en un estado de guerra permanente con sus vecinos y de dependencia servil con sus superiores” (Smith, 1776).

CUARTA PARTE: DE LOS SISTEMAS DE ECONOMÍA POLÍTICA

En esta parte habla sobre los sistemas de economías económicas, realizando una crítica al mercantilismo.

“La economía política, considerada como una rama de la ciencia del hombre de estado o legislador, se plantea dos objetivos distintos: en primer lugar, conseguir un ingreso o una subsistencia abundantes para el pueblo, o más precisamente que el pueblo pueda conseguir ese ingreso o esa subsistencia por sí mismo; y en segundo lugar, proporcionar al estado o comunidad un ingreso suficiente para pagar los servicios públicos.” (Smith, 1776)

QUINTA PARTE: DE LOS INGRESOS DEL SOBERANO O DEL ESTADO,

Se plantea cuáles son los gastos indispensables del Estado y cuáles son los que deben sufragarse por todos o una parte de los miembros de la sociedad y que métodos deben utilizarse para ello. Analiza las causas o razones de las deudas que contraen los Estados y como repercute sobre la riqueza real.

“Con un gasto muy pequeño el estado puede facilitar, estimular e incluso imponer sobre la gran masa del pueblo la necesidad de adquirir esos elementos esenciales de la educación. El estado puede facilitar esa adquisición estableciendo en todas las parroquias o distritos una pequeña escuela donde los niños puedan estudiar pagando una tasa tan moderada que incluso un trabajador común sea capaz de pagarla; el maestro sería pagado por el estado en parte pero no totalmente, porque si fuera totalmente, (Rodriguez Braun, 2015) o incluso principalmente pagado por el estado, pronto se acostumbraría a desatender su trabajo.” (Smith, 1776)

PRINCIPALES POSTULADOS:

- La propiedad privada como derecho inalienable y sagrado, y capacidad empresarial.

“El prohibir a un pueblo que saque el máximo partido a su producción, o que invierta su capital y su trabajo en la forma que juzgue más conveniente, es una violación manifiesta de los derechos humanos más sagrados” (Smith, 1776)

- Para los liberales el origen de la riqueza es el trabajo, como origen del progreso económico.

- Economía de libre competencia, da lugar a mayor crecimiento económico.

- La prosperidad general se alcanza con el enriquecimiento individual.

“Cada individuo está siempre esforzándose para encontrar la inversión más beneficiosa para cualquier capital que tenga. Es evidente que lo mueve su propio beneficio y no el de la sociedad. Sin embargo, la persecución de su propio interés lo conduce natural o mejor dicho necesariamente a preferir la inversión que resulta más beneficiosa para la sociedad” (Smith, 1776).

- Se rige por la ley de la oferta y la demanda, que es lo que va a determinar el precio de la mercancía. El mercado se auto-regula de forma natural por sí mismo, es “como una mano invisible”.

“La cantidad de cualquier mercancía que el trabajo humano puede comprar o producir se regula naturalmente en cualquier país por la demanda efectiva, o la demanda de aquellos que están dispuestos a pagar el total de la renta, el trabajo y los beneficios que hay que pagar para prepararla y traerla al mercado” (Smith, 1776).

- El mercado asigna los recursos eficientemente para satisfacer las necesidades de los consumidores.

“El consumo es el único fin y objetivo de toda producción, y el interés del productor merece ser atendido sólo en la medida en que sea necesario para promover el del consumidor” (Smith, 1776),

- Teoría del valor

“Hay que destacar que la palabra VALOR tiene dos significados distintos. A veces expresa la utilidad de algún objeto en particular, y a veces el poder de compra de otros bienes que confiere la propiedad de dicho objeto. Se puede llamar a lo primero «valor de uso» y a lo segundo «valor de cambio».

El trabajo es, así, la medida real del valor de cambio de todas las mercancías. El precio real de todas las cosas, lo que cada cosa cuesta realmente a la persona que desea adquirirla, es el esfuerzo y la fatiga que su adquisición supone.” (Smith, 1776).

- Acumulación de capital, reinversión de las utilidades de la empresa en bienes de capital - El salario es lo que se paga a un obrero por su trabajo y capacidad; y la ganancia es lo que obtiene de la venta de los productos fabricados.

- El Estado no debe intervenir en la economía, "dejar hacer, dejar pasar", se debe producir y exportar sin barreras y regulaciones.

Otro representante destacado del liberalismo económico es el inglés David Ricardo (1772-1823) fue el economista más importante después de Adam Smith. Su obra clave en la economía clásica, Principios de Economía Política y Tributación, de 1817, fue el primer tratado completo de economía después de La Riqueza de Las Naciones, editada más de cuarenta años antes. Planteó importantes innovaciones en cuanto a la teoría del valor y la distribución, la ley de los rendimientos decrecientes y la teoría de la renta. La "ley de los rendimientos decrecientes" establecida por Malthus, refiere que en la medida que se intensifica la mano de obra o el capital su rendimiento va siendo cada vez menor.

PENSADORES DEL LIBERALISMO

Para hablar del liberalismo podemos hacer una revisión historiográfica para conocer las fuentes ideológicas, tendríamos que citar a los teóricos liberales más destacados del S.XX como por ejemplo Berlín, Rawls, Dahrendorf, Buchanan, sabiendo que todos ellos han bebido de fuentes lockianas especialmente. Sin embargo, para hablar del liberalismo clásico habría que nombrar a Althusius, Locke y Spinoza, pudiendo entender que serán ellos los que sentarán las bases de la política, gobierno y del Estado liberal.

ALTHUSIUS

Althusius propone un paradigma nuevo para enfrentar la construcción del orden político desde donde nazca el consenso para un pacto social. A esto lo llamará Democracia consociativa. Así rompe con la tendencia de centrar toda la idea argumentativa de mantener el poder, la educación y las ideas del soberano del
absolutismo.

LOCKE

La idea algo posterior de Locke desarrollará una teoría sobre la administración y el gobierno. Se irán transformando los derechos de la Corona y de una minoría para irse constituyendo paulatinamente en derechos individuales para todos los habitantes de Gran Bretaña. El liberalismo de Locke afirma la existencia de Derechos individuales anteriores al Estado.

En Locke se advierten limitaciones éticas en el ejercicio de poder, ajenas a las líneas absolutistas de Hobbes. Locke ha recibido la influencia de Descartes y de Hume lo cual hará que su ensayo discurra sobre el entendimiento humano.En su Ensayo sobre la Guerra Civil revela la existencia de limitaciones éticas graves. En este Ensayo también afirma sobre la prioridad de la ley natural y moral, para lo cual es necesario desarrollar una gnoseología que nos permita conocer las cosas en sí mismas y no adherirnos a una fenomenología que nos impida conocer ontológicas las cosas en sí mismas. La única vía será la ética práctica a través del juicio que desarrolla Kant.

En Locke se dan limitaciones de carácter ético en toda su obra. Siendo profundamente individualista toma como punto de partida el Estado de Naturaleza, el estado presocial, el estado pre-político. Los hombres viven así en una relativa felicidad y son titulares de derechos individuales, a lo que Locke denomina PROPERTY, con lo que quiere explicar el derecho a la vida, derecho a la seguridad, derecho a las libertades individuales y derecho a la propiedad.

Salir de este Estado de Naturaleza significa una mejoría en los derechos individuales, siendo importante señalar la ausencia del desarrollo de la noción de Locke de bien común, ausencia de Justicia Legal o social, preservando la existencia de bienes particulares.

Locke advierte, influenciado por Santo Tomás de Aquino, de que quien ejerza el poder en lugar de promover el respeto a los derechos individuales devendrá en un tirano. En Locke ya se advierte un preanuncio de la división de funciones que diseñará posteriormente Montesquieu: un poder legislativo que deberá procurar la libertad, un poder ejecutivo ejercido por un rey, y un poder federativo también en el rey.

Finalmente Locke coincide con Alhusius en materias de límite de poder, control y sanción de faltas administrativas. Cuando los procedimientos constitucionales no han resultado eficaces para contener al poder, según Locke, el pueblo tiene legítimo derecho a resistir y deponer al gobernante para darse otro gobierno. Esto no supondrá una vuelta a la guerra.

SPINOZA

Para Spinoza, el Estado Liberal es el núcleo de su obra desarrollándose en una libertad de pensamiento. Para Spinoza la estabilidad y viabilidad de la organización del Estado pasa por el respeto y la observancia de esta libertad. Así, sienta este filósofo las bases de una las libertades fundamentales de la cultura jurídica y política de la modernidad.

KANT

El proyecto político de Kant justifica racionalmente al Estado. En defensa de la ilustración pone un límite moral a la política: desarrolla la idea del contrato social. A este contrato social, lo llama contrato originario, el cual contiene dos pactos: asociación y sujeción. Kant no pretende eliminar al Estado, sino pretende construir una realidad racional o moral.

Lo que busca es un modelo normativo de Estado racional que sirva de guía y elimine las desigualdades que la propia sociedad general.

Podemos ver que para Kant la relación social está caracterizada por la técnica, lo familiar, lo laboral, mientras que la relación política con el Estado entre gobernante y gobernado será la confianza en que esta relación se encuentre regulada y garantizada bajo un Estado de Derecho. Para salir del Estado de Naturaleza es necesario una sociedad civil que administre el Derecho, como hemos visto, Kant coincide con el liberalismo al aceptar que el gobierno legitima, en cuanto a que asegura la protección de lo privado del individuo.

Así, rechaza todo paternalismo pues lo ve como algo autoritario, defiende la idea de gobierno en tanto que para ser legítimo tiene que aceptar que la libertad de sus ciudadanos
consiste en la libertad de arbitrio, su capacidad de definir su propio proyecto de vida.

La crítica para Kant era lo primero necesario para que se dieran acuerdos políticos, “la libertad de expresión es el primer derecho político para una sociedad que aspira a alcanzar una libertad racional”. Podemos decir así que Kant defiende la libertad de pensamiento y también la absoluta obediencia en la acción. Si el pueblo encarna la legalidad no puede existir autoridad que esté por encima. Establecer una norma que permita desobediencia a la ley implica para Kant negar el Estado de Derecho.

RAWLS

En la primera época de la gran obra de Rawls parte de una filosofía moral de connotaciones kantianas donde entiende que los individuos ejercen su moralidad y libertad con autonomía y responsabilidad. Este pensamiento le alejó bastante de lograr un consenso ideológico y político. El resultado de las críticas que suscitó le lleva a Rawls a reformular sus teorías en Liberalismo político. La dificultad estriba en que no es tan fácil separar la identidad pública de la identidad privada de cada individuo. En una segunda época de Rawls estudiará que no es tanto la autonomía el eje del liberalismo sino la tolerancia, donde nos encontramos con unos límites (no todo vale). Fuera de los límites de la justicia no hay concepción valiosa del bien, de tal modo ese proyecto político no sería válido. La concepción política de la justicia será aceptable para los que defienden lo razonable, donde el problema es convivir con aquellos que no aceptan las formas de vida que no parecen tolerantes y autónomas. El liberalismo acepta concepciones del bien como un hecho de vida donde se respeten los límites establecidos por los principios de justicia. Esta solución que propugna Rawls para algunos críticos como Walzer y Raz, no da respuesta a una sociedad multicultural.

Por último cabe señalar la última época de Rawls que se acerca a Habermas en su concepto de democracia deliberativa, donde parece haber optado por reformular su teoría sin tener en cuenta la ética liberal. Las réplicas que se han hecho son desde la dependencia de una ética respecto de la justicia, y no al revés, ya que la ética depende de la justicia: la conciencia moral exige interesarse por la vida de la sociedad.

Pero en su teoría Rawls no articula el sentido de justicia con el bien. En el fondo, no es posible universalizar el liberalismo a través de lo neutral. No existe ningún método político al margen de las controversias filosóficas, sociales, culturrales, etc…ni donde los individuos sean tan imparciales. Rawls se distancia mucho de Kant y en términos de M. Melero esto puede significar una expresión que presupone que las personas son libres, iguales, y razonables con valores morales como la justicia y el bien, a pesar de que Rawls insiste en entender que no existe nada fuera de la política entorno del liberalismo.

LIBERALISMOS BENTHAMIANO Y PARETIANO

JEREMY BENTAHM filosofo, economista, pensador y escritor inglés, padre del utilitarismo. Jeremy Bentham fue unos de los primeros pensadores del liberalismo, fue un gran individualista, y el gran utilitarista. También fue un gran defensor de individualismo moral, a partir de un concepto ligado a la utilidad, gran seguidor de este concepto era Adam Smith. Jeremy Bentham escribió; “el principio de utilidad significa aquel principio que aprueba o desaprueba cada una de las acciones según la tendencia que aparenta tener para aumentar o reducir la felicidad de la parte cuyo interés está en cuestión, o lo que es lo mismo en otras palabra para promover u oponerse a esta felicidad”. También defendía que la mayor felicidad para el mayor número de personas, “calculo utilitario”. Una acción seria moral si produce la mayor cantidad de placer y la menor cantidad de dolor”. Le acerco a corrientes políticas progresistas y democráticas, pero Bentham discrepaba de Rousseau y consideraba absurdo el planteamiento iusnaturalista subyacente a la Declaración de Derechos del Hombre y del ciudadano de 1789. Negaba la religión natural y como construida el concepto que se tenía de dios por analogía con los soberanos de la tierra, defendía la “religión revelada”

Nos muestra el utilitarismo bajo la hipótesis de que es posible evaluar la utilidad de una acción individual para las personas involucradas, el utilitarismo fijó las bases para la Teoría de las preferencias de la Escuela económica clásica. El utilitarismo se encuentra íntimamente ligado al liberalismo.

WILFREDO PARETO: Sociólogo, economista y filósofo Italiano Wilfredo Pareto es conocido por su teoría de las élites dominantes y por su teoría que postula que comportamiento político es esencialmente irracional. A los trece años ya se dedicaba a la docencia y publico numerosos artículos y varios libros, entre los que destaca un manual de economía política, desarrollando los principios de una teoría utilitarista del bienestar, a partir del análisis estadísticos, llegando a la conclusión de que la distribución de la renta en cualquier sociedad responde siempre a un mismo modelo, por lo que serían inútiles las políticas encaminadas a redistribuir la riqueza.

Se hizo famoso por su teoría “El principio de Pareto”. “Poco de mucho:” y los “mucho de poco”, dividiéndose en dos grupos de proporciones aproximadas de 80:20, tal que el grupo minoritario, formado por un 20% de la población, ostentaba el 80% de algo y el grupo mayoritario, formado por un 80% de población el 20% de algo. Este índice de Pareto es la medida de la desigualdad de la distribución del ingreso. En su biografía se destaca su labor por analizar la vida política profundizando en una realidad de lucha por el poder, por ello se le considera junto con Gaetano Mosca, uno de los iniciadores de la Ciencia Política, nos hace un análisis que refleja una nostalgia por el mundo liberal Europeo en crisis frente a los avances de la política de masas. Por ello crítico las ideas de progreso, democracia, igualdad y socialismo, poniendo en primer plano el componente de fuerza y de engaño que existe la historia de la humanidad. A estos dos sociólogos, filósofos, economistas se les considera por sus diversas teorías como reseñables en todas las definiciones o características del mundo liberal. Aunque presentados como en un segundo plano.

BIBLIOGRAFIA

Dotti, j. (2005). Observaciones sobre Kant y el liberalismo . Universidad de Buenos Aires.
Habermas, J. y. (1998). Debate sobre el liberalismo político. Barcelona: Paidos.
Hernández, J. V. (2007). Liberalismo, neoliberalismo, postneoliberalismo. Revista Mad, nº 17 , 66-69.
Kant, I. (1999). En defensa de la Ilustración. Barcelona: Alba.
Kant, I. (2005). La metafísica de las costumbres. . Madrid: Tecno.
Marron, D. (2010). 50 Teorías Económicas Sugerantes y Desafiantes. Blume.
Rawls, J. (1999). Liberalismo político. Barcelona: Crítica.
Rodriguez Braun, C. (2015). Adam Smith La Riqueza de las Naciones. Epublibre.
Smith, A. (1776). Una investigación sobre la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones. Fascimil- Reproducción original de la Biblioteca Central del Ministerio de Economía y Competitividad.
Soto, J. H. (28 de diciembre de 2016). ¿Qué es el liberalismo? Obtenido de http://www.liberalismo.org/articulo/306/13/liberalismo/
Vallespín, F. (2002). Historia de la teoría política. Madrid. Alianza bolsillo. Madrid: Alianza bolsillo.

Autoras:

Aurora Eckardt Martínez
Cristina Sabariego Ballesteros
Mª Jesús La Roja Escamilla
Sandra Menéndez Álvarez
Yolanda Lirón Álvarez

_l
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License