Imperalismo

Tras un exhaustivo análisis bibliográfico en lo referente al proceso histórico de la formación del concepto que nos atañe “imperialismo”, cabe destacar que este constructo teórico ha servido para denominar cuatro tipologías de relaciones diferentes en su naturaleza:

- En primer lugar, la opresión nacional de las minorías, llevada a cabo en los imperios dinásticos de la zona oriental de la Europa anterior a 1914.

- En segundo lugar, al proceso de colonización anglo-indio llevado a cabo durante su época mercantilista.

- En tercer lugar, para hacer referencia a la expansión liberal, con el fin último de la apertura de mercados externos al capital occidental

- Por último, hace popularmente alusión al traspaso de plusvalor mediante relaciones comerciales discriminatorias hacia las economías de los pueblos imperializados.

Por lo tanto, y con una visión más global (y notablemente más integral), el imperialismo hace referencia a una estructura supraestatal de relaciones tanto de dominación como de explotación, generada por la articulación global de una metodología de producción capitalista, la cual establece relaciones tanto comerciales como militares (entre otras) discriminatorias hacia los pueblos imperializados.

Contenido:

1 Concepto
2 Globalización e imperialismo
3 Nuevos Conceptos
4 Véase también

2- Globalización e imperialismo

Globalización e imperio es un término ampliamente relacionado, hasta tal punto de poder considerarse sinónimos, ¨es un término que nosotros mismos, los americanos, inventamos para disimular nuestra política de avance económico en otros países y para tornar respetables los movimientos especulativos del capital¨ (Galbraith, 2002), este término se utiliza como eufemismo del imperialismo, este neologismo se debe sobre todo a un posicionamiento teórico y político ¨El lenguaje le da forma al mundo¨ V.Romano, La intoxicación lingüística, Barcelona, El Viejo Topo

3-Nuevos conceptos

Dada la coyuntura hegemónica de la ideología neoliberal tras el agotamiento keynesiano y la caída del Muro de Berlín y del bloque socialista, se desarrollan marcos de pensamiento que ponen en duda la permanencia de conceptos, conflictos, y algunas realidades determinadas, como sucede con la clase obrera, las relaciones sociales y de producción, (p.e capitalismo tardío, modernidad líquida, transición paradigmática, de Bauman o Boaventura de Sousa Santos), o el imperialismo que nos ocupa como fase ulterior, a través de la tecnología, el Derecho, el vacío simbólico, etc.. nos situamos en algo diferente, una economía global, donde todos somos interdependientes, el Imperio.

Esta teoría, sitúa un orden mundial, que tiene lugar en un ''no lugar'', que auspicia su dominio en organismos mundiales tales como las Naciones Unidas y el Derecho por encima del Estado-nación, los mercados y las clases dominantes. El origen de este Imperio, que está un paso por delante del colonialismo y del imperialismo, fue ''el deseo de liberación de la multitud'' (Borón, Imperio & Imperialismo, 2002)

''El Estado ha sido derrotado y las grandes empresas dominan la Tierra'' (Negri & Hardt, 2000).

La desaparición de los productos, industrias y empresas nacionales, se contrapone al imperialismo. Sin embargo, la supuesta libre circulación de todos los factores de la producción, supuesto teórico propio de la escuela económica estadounidense, no tiene en cuenta el factor más esencial, sobre el que enarbolan sus raíces grandes figuras históricas, como Marx o Weber, no tiene en cuenta la fuerza de trabajo. Recientemente controversial, México o Ceuta y Melilla, con los ''espaldas mojadas'' o las concertinas, ponen de manifiesto la inconsistencia real de este paradigma de la libre circulación transfronteriza. Otras afirmaciones como las de la lógica global, o el papel de abnegado juez mundial de Estados Unidos ante la obligación formal del Imperio, etc, resultan hoy indefendibles ante los conflictos interimperialistas denunciados por múltiples organismos internacionales, como los acaecidos en Ucrania, Siria, Afganistán, o Malí.

Al contrario, al margen de la falsa retórica, los Estados se han hecho más fuertes, el gasto público tras el keynesianismo no ha dejado de crecer. Los Estados nacionales, lejos de ser víctimas, fueron promotores. Las firmas transnacionales poseen una base nacional, por ello deben fomentar la competencia y la tendencia al monopolio, rasgo clásico del imperialismo, reparten subsidios, rescatan bancos, con impuestos a los trabajadores y clases populares, e imposición de políticas represivas y austericidas, reformas laborales y demás (Borón, 2002)

De hecho, hoy en día, con las guerras y conflictos interimperialistas, el auge de los nacionalismos y de los populismos, que reclaman fundamentalmente la posesión de la estatalidad, resulta difícilmente sostenible negar el papel real del Estado, y el rol dominante del Estado Nación 0

Desgraciadamente para el Imperio, los actores son los mismos que en el imperialismo presuntamente difunto, los Gobiernos de los países industrializados y las grandes empresas transnacionales con base nacional, las instituciones que dictaminan, tales como el FMI o el Banco Mundial, son las mismas, y las reglas del panorama político internacional siguen el juego que marcan Estados Unidos como potencia principal, y el neoliberalismo, que es el bloque histórico dominante correspondiente a la situación contractual.

4-Véase también

• Globalización
• Europa
• Neoliberalismo
• Naciones Unidas
• Banco Mundial

5-Referencias

1. “Imperio & imperialismo” por Boron, 2003
2. “El imperialismo: la fase superior el capitalismo” por Lenin, Vladimir Llich, 1870-1924
3. “El imperialismo capitalista: concepto, periodos y mecanismo de funcionamiento” por Acosta Sánchez, José, 1937
4. Samir Amin y la mundialización del capital / Gabriela Roffineli, Móstoles: Campo de ideas, 2004
5. “La clase obrera no va al paraíso: crónica de una desaparición forzada” por Arantxa Tirado, 2016

Autores:

Laura Granda García
Bruno Albizu Ruiz
Roberto Llorca
Eric Cabañas
Luis Enrique García Guijarro

_i
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License