Ideología

La ideología es un concepto controvertido en la historia de las Ciencias Sociales y Políticas debido a la inexactitud en su definición y al eterno debate que le ha acompañado a lo largo de la historia.

El término fue atribuido al filósofo francés Antoine Destutt de Tracy (1754-1836), sin embargo fueron Karl Marx y Friederich Engels quienes lo situaron en la escena política (Valls, 2007). Durante el marxismo, a la concepción de ideología se le atribuyó un significado negativo entendiéndolo como una forma de enmascarar la explotación de clase “El conjunto de producciones mentales, las ideas -derecho, religión, ideas políticas, filosofía, arte- que constituían la superestructura que contribuía a mantener y enmascarar el dominio de la clase buguesa en la sociedad capitalista” (García, 2015, p. 140).

Las ideologías son formas compartidas de entender la realidad que atienden a un conjunto de creencias y sistemas de valores que enfocan e interpretan la realidad política. Presentan una doble composición: la descriptiva (define y describe la realidad de la sociedad) y la normativa (conjunto de elementos que permiten articular propuestas y acciones políticas). El discurso es el principal vehículo para su transmisión (Egüez, 2003). Las ideologías se encuentran íntimamente ligadas al conocimiento, pues a través de éstas el grupo adquiere conocimientos comunes y compartidos así como determinarán las futuras actitudes grupales, que inevitablemente se encontrarán sesgadas ideológicamente (Van Dijk, 2005).

En la actualidad, muchos pensadores y pensadoras coinciden en que hemos alcazando el fin de las ideologías tras el éxito imperante de la democracia liberal, sin embargo otros autores y autoras apuntan a que las ideologías no pueden llegar a su fin ya que constituyen el paradigma desde el cual se interpreta la realidad política en contextos históricos concretos. Puede concluirse que las ideologías no han acabado ni acabarán nunca sino que se encuentran en una constante e inevitable transformación.

1. Características

- Carácter sistemático. Ofrecen una serie de normas y conceptos que regulan las relaciones sociales y políticas.
- Función instrumental. Señalan objetivos y definen estrategias políticas.
- Simplifican el universo político. Elección de elementos a conveniencia según sus propios propósitos, lo que conlleva el ejercicio del proselitismo.
- Se manifiestan de forma explícita.
- Son compartidas. Propias de un conjunto numeroso de ciudadanos y ciudadanas. Se utilizan para su actuación en la escena política (Vallés, 2007).

2. Elementos básicos

- Defender una determinada concepción de la naturaleza humana.
- Definir una visión de las relaciones entre individuos. Puede existir algún dominante como el género, la edad, etc., o sin embargo, basar sus relaciones desde la igualdad.
- Proponer un esquema de relaciones entre cada individuo y el colectivo social.
- Sostener un determinado punto de vista sobre la capacidad de acción política para influir sobre el desarrollo de cada sociedad. (Vallés, 2007).

3. Las grandes ideologías contemporáneas

La mayoría de las principales corrientes ideológicas en la actualidad tienen su origen entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

3.1 Liberalismo

Nace con el objetivo de representar un orden político diferente al de las monarquías absolutas tradicionales. Su origen se sitúa en la Ilustración europea y su característica fundamental es la concepción de libertad máxima del ser humano. La comunidad política surge del acuerdo entre individuos libres (Vallés, 2007).

Se asienta la concepción de tolerancia entendida como forma de organización de Estado que regula y garantiza las libertades individuales de los ciudadanos. Sin embargo, se constata la necesidad de intervención del Estado sobre las incipientes desigualdades sociales como consecuencia de la competencia económica salvaje determinada por las iniciativas individuales que regulan el orden social en el liberalismo. Este hecho genera dos corrientes diferenciadas y enfrentadas entre sí que surgen en el siglo XX. Por un lado, los continuadores del liberalismo clásico que están en contra de la intervención estatal y por otro lado, los seguidores del liberalismo moderno keynesiano que defienden posiciones cercanas a la socialdemocracia y que están a favor de corregir las desigualdades de oportunidades (García, 2015).

3.2 Conservadurismo

Surge como respuesta al liberalismo y como reacción a la Revolución Francesa. Promovida por los sectores que veían amenazada su posición como la nobleza terrateniente y las jerarquías eclesiásticas.

Entienden que la comunidad está compuesta, al contrario que el liberalismo, no por individuos sino por colectivos (familias, aldeas, ciudades, comunidades religiosas…). Es una comunidad social donde el orden se regula mediante el respeto a las tradiciones. La autoridad política es quién garantiza el respeto a las tradiciones. Se ejerce de forma jerárquica con el fin de proteger a la población de las consecuencias negativas que traen consigo la innovación política y social (Vallés, 2007).

3.3 Socialismo

Entiende que el ser humano es social, pero no comparte con el conservadurismo la necesidad de regreso al pasado y rechazo a los nuevos progresos. Defiende que debe actuarse con el objetivo de reducir las desigualdades sociales que provoca la competencia económica alcanzando el desarrollo y el bienestar colectivo de las sociedades. El orden social se basa en la solidaridad humana (Vallés, 2007).

Pueden diferenciarse dos corrientes, el comunismo y la socialdemocracia. El comunismo defiende la imposición drástica y revolucionaria de introducir sus ideas. Se lleva a la práctica tras la Revolución rusa con la Unión Soviética y tuvo gran influencia en países como China, Cuba y Argelia. En cambio, la socialdemocracia opta por una introducción progresiva dentro del sistema liberal democrático siendo la educación el corazón de la intervención del estado democrático (García, 2015).

3.4 Anarquismo

Durante el siglo XIX se incluye dentro del Socialismo aunque se acaba escindiendo por sus continuos enfrentamientos con el marxismo. Existe una concepción de autogestión a través de la participación directa en la toma de decisiones de los diferentes grupos y organizaciones, sin jerarquías ni liderazgos personales (García, 2015).

“La cohesión social sólo puede derivarse del pacto voluntario y de la libre asociación entre individuos, municipios, cooperativas (…) rechazando vínculos legales u obligaciones de otro tipo” (Vallés, 2007, p. 285).

3.5 Fascismo

Ideología del siglo XX, impulsada principalmente por el partido fascista italiano y nazi. Es conocida como la ideología anti pues se manifiesta en contra de cualquier paradigma ideológico, sin embargo no ofrece principios articulados en su base ideológica. Admite la violencia e incluso la guerra para frenar las resistencias que puedan producirse en la sociedad. (García, 2015).

“El orden político y social se basa en las jerarquías «naturales» - entre élite y masa, entre razas superiores y razas inferiores, entre hombre y mujeres, etc. - y tiene su pieza esencial en la obediencia inquebrantable a la voluntad del dirigente supremo, capaz de interpretar el destino histórico que corresponde a la comunidad nacional” (Vallés, 2007, p. 285-286).

3.6 Nacionalismo

La nación, entendida como comunidad, tiene un pasado histórico propio así como un proyecto colectivo común. La unidad nacional se convierte en el fundamento del orden social. Las personas y por ende sus oportunidades se encuentran relacionadas con la evolución histórica de la comunidad, por lo que se persigue el deseo de autogobierno. El nacionalismo busca la consolidación de un estado propio, “la nación sin estado es, en cierta manera, un proyecto inacabado que debe completarse a toda costa” (Vallés, 2007, p. 286).

“La identidad nacional se construye a partir de una reivindicación realizada por un grupo de personas de una base cultural compuesta por identidades étnicas, tradiciones e historia compartida, y un espacio territorial definido” (Heywood, 1992 en García, 2015, p. 144).

3.7 Fundamentalismos religiosos

Se refieren a aquellas ideologías donde el sujeto político lo constituyen un grupo o comunidad de creyentes de una determinada confesión religiosa. Las creencias determinan su organización política, social y familiar. De sus textos sagrados se derivan leyes y normas religiosas (Biblia, Torah, Corán). El orden social lo determina la coincidencia confesional (Vallés, 2007).

3.8 Nuevas ideologías

Algunos autores y autoras apuntan a nuevas ideologías nacidas en el último tercio del siglo XX como el Feminismo (la lucha por la igualdad entre mujeres y varones), el Ecologismo (la defensa del medio ambiente) y el Altermundismo (la defensa de otros modelos de globalización externos al neoliberalismo). (Vallés. 2007).

Bibliografía
1. Egüez, P. (2003): “En reseña de: Ideología una aproximación multidisciplinaria (Teun Van Dijk, 1999)”. en Íconos: Revista de Ciencias Sociales, 16:154-156. En http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5016259 [Consultado en diciembre 2015].

2. Estenssoro, F. (2006): “El concepto de ideología” , en Hermeneútica intercultural: Revista de Filosofía, 15: 97-111. En: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2293969 [Consultado en diciembre 2015].
3. Garbarino, M. (2014): “La ideología como lugar de verdad. Un planteo posmarxista del concepto”, en Revista de Filosofía. Centro de Estudios Filosóficos Adolfo García Díaz, 77: 105-127. En http://produccioncientificaluz.org/index.php/filosofia/article/view/19076/19055 [Consultado en diciembre 2015].
4. García Guitán, E. (2015). “Los sistemas políticos e ideologías”, en Sánchez Medero, G y Sánchez Medero, R. (coord.). Fundamentos de la Ciencia Política y de la Administración. Madrid: Tecnos
5. Vallés, J.M. (2007). Ciencia Política: Una introducción. Madrid: Ariel.
6. Van Dijk, T. (2005): “Discurso, conocimiento e ideología. Reformulación de viejas cuestiones y propuesta de algunas soluciones nuevas”, en Cuadernos de Información y Comunicación, 10: 285-318. En http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1349407 [Consultado en diciembre 2015]

Autora:
Nerea Romero Pérez

_i
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License