Gerontocracia

El término gerontocracia proviene del griego clásico; gerontos, "anciano", y kratos, "poder". De esta manera etimológicamente la palabra gerontocracia hace referencia al gobierno liderado por los ancianos. La razón de la existencia de gerontocracias es la creencia de que los ancianos son las personas más sabias debido a su larga experiencia vital y al profundo conocimiento que estos tienen de la cultura, costumbres e historia de la sociedad a la que pertenezcan.

Contenido:

1. Características.
2. Tipo de gerontocracias.
2.1. Poder coercitivo.
2.2. Poder económico.
2.3. Poder político.
2.4. Poder simbólico o cultural.
3. Gerontocracia y Gerontofobia.
4. Gerontocracias destacadas.
4.1. Gerontocracia en la URSS.
4.2. Gerontocracia en Cuba.
4.3. Gerontocracia en China.
4.4. Gerontocracia empresarial en España.
4.5. Gerontocracia en el Vaticano.
5. Referencias.

1. Características.

La gerontocracia va fuertemente unida al patriarcado, ya que si hacemos un recorrido socio-político a lo largo de la historia del ser humano, observamos que las gerontocracias han sido masculinas, es decir en la gran mayoría de los casos, estos gobiernos eran liderados por ancianos hombres.

Así como al patriarcado, la gerontocracia también va unida a la oligarquía, ya que en las gerontocracias los ancianos hombres acaban formando parte de una pequeña elite que dirigen y ejercen coacción sobre el resto de la comunidad.

Las creencias religiosas eran fuertes y muy comunes en las antiguas gerontocracias, en las que los ancianos eran considerados como consejeros, iniciadores de ritos, etc.

Las sociedades primitivas se caracterizaban así por ser gerontocracias patriarcales, oligárquicas y religiosas.

Por lo tanto, las funciones del anciano en una gerontocracia son múltiples; Mantenimiento del control social y político, repartición de recursos y bienes, influencia moral y religiosa, transmisión de conocimientos etc.

2. Tipos de gerontocracia.

En las sociedades gerontocráticas se eleva el ideal de anciano a sujetos que gozan de dignidad por los poderes y la autoridad que ostentan, los cuales deben ser respetados por las personas que los rodean, dicho respeto y autoridad emana de la sabiduría y experiencia de estas personas ante sus años de vida en una determinada sociedad. Por esto las sociedades gerontocráticas otorgan el poder social a los ancianos.

Este poder social se divide en 4 niveles de actuación creando así varios ámbitos o dimensiones en los cuales actúa la gerontocracia, es decir, varios tipos de gerontocracia:

Poder coercitivo

Esta ostentado por las instituciones como el ejército, la policía o los tribunales que se encargan de la aplicación de penas o castigos, o también de la represión, lo que genera un cierto control físico en la sociedad.

Poder económico

Dicho poder se encarga de generar y controlar los recursos de una sociedad para satisfacer las demandas del pueblo y generar su capital, de él se encargan las instituciones como la propiedad, el comercio y la industria.

Poder político

Encargado de la creación de la legislación de una determinada sociedad y hacerla entrar en vigor, da las pautas para el comportamiento y las relaciones sociales, también encargado de generar las estrategias adecuadas para la coordinación dentro de esa sociedad. El poder coercitivo va sujeto a este poder, es el encargado de ejercer el cumplimiento de la legislación creada por el poder político.

Poder simbólico o cultural

Las gerontocracias han sido más marcadas en este poder, pues la figura del anciano se identifica con la sabiduría, como decíamos anteriormente, y ya que dicho poder se basa en la influencia y autoridad de la moral y la ética, de lo justo y lo injusto, dicha figura es capaz de asumir la función de control por su experiencia. Las instituciones que ejercen dicho poder son la Iglesia, las escuelas, las universidades y los medios de comunicación.

Al avanzar encontraremos ejemplos de gerontocracias que se aplican a los distintos poderes descritos.

3. Gerontocracia y Gerontofobia

Como señalábamos antes la gerontocracia ha sido relacionada con la corrupción y con el asentamiento de una pequeña elite dominante en las cúpulas del poder. Esto ha causado en múltiples ocasiones el conflicto con la población joven que protagonizaba revueltas y rebeliones con el objetivo de conseguir el poder político. La gerontofobia también es conocida como efebocracia.

Un ejemplo de gerontofobia simbólica puede ser la famosa caza de brujas en la Edad Media, donde la mujer anciana que tenía conocimientos sobre diversas ciencias era vista como una representación del anti dios y por ello eran perseguidas y ejecutadas públicamente.

La gerontofobia también puede entenderse como el desprecio o no aceptación hacia las personas de 3º edad. Esto es muy común en la actualidad, donde los jóvenes olvidan respetar a los mayores y donde las familias pueden legar a verlos como una carga, cuando en la antigüedad eran considerados sabios e importantes. No es de extrañar que ocurra este fenómeno en un sistema capitalista donde la productividad de la persona es lo más importante.

4. Gerontocracias destacadas.

Gerontocracia en la URSS

La llamada Nomenklatura hacía referencia a la élite formada por miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética que se encargaba de la burocracia, del ámbito educativo, cultural, militar, administrativo, así como industrial y agrícola y por lo que recibían privilegios respecto al resto de la población (no llegaban al 2% del total de la población).

Sin embargo, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se caracterizó principalmente por ser una gerontocracia, donde el máximo poder se concentró en manos de hombres varones de avanzada edad. Sobre todo, en los últimos años. En 1982 Brezhnev murió con 76 años, a este le sucedió Andropov, que ocupó el poder con 68 años de edad, dos años después moría; sustituido por Chernenko, de 74 años que murió un año después de ocupar el cargo, en 1985; y, por último, Gorbachov subió al poder con tan solo 54 años. De esta manera los cuatro últimos jefes de estado de la URSS suman una media de edad de 70 años aproximadamente.

Gerontocracia en Cuba

La Constitución Cubana que impera en la isla desde 1976, contempla como “fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado” al PCC (Partido Comunista de Cuba), única formación política legal a la cual se subordina el Gobierno y el Parlamento.

Es el Congreso del PCC formado por 1000 delegados el máximo órgano de decisión, congregándose cada cinco años, teóricamente; y el Comité Central del PCC es el organismo superior del partido entre cada Congreso y el responsable de dar seguimiento a las resoluciones acordadas por este, además de establecer el buró político para la gobernabilidad del país. Dichas competencias aparecen descritas en la normativa comunista en la Constitución de Cuba en los artículos 20, 47, 48 y 49.

El buró político del Comité Central elegido en abril de 2016 establece cierto régimen gerontocrático en Cuba, debido a que la media de edad del buró político que gobierna el país tiene una media de edad de alrededor de 68 años; con Raúl Castro Ruiz como Primer Secretario del Comité Central y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y José R. Machado Ventura como Segundo secretario del Comité Central y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, ambos con 85 y 86 años respectivamente.

Gerontocracia en China

Según el artículo 1 de la Constitución de China de 1982: “La República Popular China es un estado socialista de dictadura democrática popular, dirigido por la clase obrera y basado en la alianza obrerocampesina”. El término dictadura se entiende en el sentido en que como el caso anterior de Cuba solo existe un único partido político sin oposición, el Partido Comunista de China.

El gobierno de china se divide en tres entes políticos: el Partido Comunista chino (PCCh), el Estado y el Ejército de Liberación Nacional. Pero como lo dicho anteriormente los líderes del PCCh son los líderes a nivel gubernamental en los órganos estatales, puesto que es el único partido y es el que controla el poder, solo la Asamblea Popular Nacional perteneciente a la rama del poder legislativo permite un 30% de representación de otros partidos minoritarios pero registrados bajo el mando del PCCh. En China existe cierta separación de poderes, pero no en su totalidad debido a la situación el PCCh, y a que el líder mayoritario junta bajo su mandato el título de presidente de la República Popular de China, el de Secretario General del PCCh y el de presidente de la Comisión Militar Central de la República Popular China. La gerontocracia de esta élite de poder china la podemos observar en el Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, que es la élite del PCCh, es decir el grupo máximo de dirigentes del partido, que en la actualidad está formado por 7 personas que tienen una media de edad de 68 años; el comité está formado por: Xi Jinping (63 años), presidente de la República Popular de China; Li Keqiang (61 años), premier de la República Popular China; Zhang Dejiang (70 años), presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China; Yu Zhensheng (71 años), presidente del Comité Nacional de la Comisión Central del PCCh; Liu Yunshan (70 años); Wang Qishan (68 años); Zhang Gaoli (70 años), Vicepremier de la República Popular China.

Gerontocracia empresarial en España (Ibex 35)

El 40% de los presidentes de las empresas españolas que forman el Ibex 35 (principal índice bursátil de la bolsa española) se encuentran entre los 61 y 70 años de edad, mientras que otro 15% supera los 70 años dejando una media de edad de 61´5, tres años por encima de la media europea.

Estos datos nos dejan en que 19 de las 35 compañías españolas que cotizan en el Ibex 35 están dirigidas por personas que han superado la edad de jubilación de 65 años. En 2013 había 14 presidentes por encima de los 65, elevándose a la cifra de 16 en 2014. Esto supone una contradicción al compararse con el actual rejuvenecimiento de la política española con Pablo Iglesias y Albert Rivera como principales representantes con 38 y 37 años respectivamente o el ascenso al trono de Felipe VI con 47 años.

En la lista de dichos empresarios encontramos algunos que llevan más de una década en la gestión de estas compañías. Además, en este último año se han unido superando la barrera de los 65: Ignacio Sánchez Galán, Iberdrola; Antonio Llardén, Enagás; Víctor Grífols, de la farmacéutica Grífols; y Ana María Llopis, Supermercados Dia. “Esto afianza en España una gerontocracia empresarial que implica sombras… pero también luces” Ribagorda, C. 2016

Nos encontramos con que en 2007 Alierta anuló el estatuto de Telefónica por el cual se exigía el abandono del cargo de presidencia al cumplir 65 años; también Francisco González hizo algo parecido en BBVA, primero subió la limitación de edad a los 70 y en 2011 lo volvió a hacer hasta los 75.

Dicha gerontocracia en las grandes empresas o en las empresas que más cotizan en bolsa no es un fenómeno único y exclusivo de España puesto que nos encontramos con importantes empresas de otras partes y conocidas a nivel mundial presididas por directivos de avanzada edad; como en el caso de Nike, líder mundial en el sector textil deportivo, cuyo presidente y fundador, Phil Knight, tenía 77 años al dejar la empresa en 2016. También nos encontramos con otros gerentes como Warren Buffet que dirige su compañía de inversiones y supera los 80 años o Larry Ellison con 77 años y manteniéndose como Presidente Ejecutivo de Oracle, compañía que fundó en 1977.

Gerontocracia en el Vaticano

Como veíamos en las características y en los tipos de poderes, la gerontocracia está fuertemente arraigada a la religión, en este caso a la iglesia católica. El vaticano, órgano supremo de la Iglesia tanto en la representación como en la autoridad es un claro ejemplo de gerontocracia masculina, oligárquica y religiosa pues en sus veintiún siglos de historia, el cargo de Papa siempre ha sido ocupado por hombres varones, bastante mayores y pertenecientes a clases medias-altas en la gran mayoría de los casos. El Papa que más tiempo permaneció en el cargo (37 años) fue San Pedro que estuvo en el cargo del año 33 al 67, este fue apóstol de Jesucristo y el primer papa de la iglesia católica. Más próximo a nuestros tiempos es Juan Pablo II que permaneció en el cargo 26 años y medio, desde el año 1978 al año 2005 muriendo en el pontificado.

Los últimos seis papas (pertenecientes a la etapa del Concilio Vaticano II); Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco suman una media de edad de entrada en el cargo de 69 años, y una media de edad de salida del cargo de 80 años.
La figura del hombre varón y anciano ha representado a lo largo de la historia la sabiduría y la estabilidad. A través de esta figura en múltiples textos literarios se hacía referencia al personaje que gracias a su experiencia vital transmitía sus conocimientos a la masa, haciendo así de maestro, guía e incluso de representante.

5. Referencias

1. Lozano, Arturo. (2009): “La gerontocracia y la gerontofobia”, Rev. facd. Medicina UNAM, Vol. 52 No. 6, 265-267.
2. (1976): “Constitución de Cuba”, Biblioteca Jurídica virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, 1-30.
3. (1982): “Constitución de China”, Página de Estudios y Debate sobre Geografía, Historia, economía, política. En: www.javiercolomo.com/index_archivos/Const/Cons_Ch.htm
4. Ladino, William H. (2016): “De la dominación tradicional a la legal”, Avance de investigación en curso, 1-9. En: http://actacientifica.servicioit.cl/biblioteca/gt/GT16/GT16_LadinoOrjuela.pdf
5. Löwy, Michael. (1990): “Ocho tesis sobre la crisis del «socialismo real»”, Rev. Nueva Sociedad, No. 108, 177-179.
6. Ministerio de Comunicaciones, Dirección de Acceso y Desarrollo Social; y Centro de Psicología Gerontológica CEPSIGER. (2004). Periodismo y Comunicación para todas las edades. Bogotá, D.C., Colombia. Graphics S.A, Impresión Digital.
7. Ocaña, Juan Carlos. (2003): “La nueva Guerra Fría 1975-1985”, HistoriasigloXX.org, 1. En: http://www.historiasiglo20.org/GF/1975-85d.htm
8. Augusto Zamora R. (2016): “La gerontocracia condena a España a la extinción”, Rebelión, 1. En: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=219767
9. Galán, Lola. (2002): “Gerontocracia en el Vaticano”, El País, ejemplar impreso del martes 21 de mayo del 2002, 1.
10. Esteban, Mario. (2007): “La China reformista y el mantenimiento del partido-estado”, Papeles del Este Rev. Científica UCM, Vol. 13, 1-16.
11. Fidalgo, Feliciano. (1980): “"La Nomenklatura", nueva clase dirigente soviética”, El País, ejemplar impreso del viernes 12 de septiembre de 1980, 1.
12. Redacción El Sol de México. (2016): “La gerontocracia gana en el Congreso del PC de Cuba”, El Sol de México, ejemplar impreso del 20 de abril de 2016, 1.
13. Anónimo. (2014): “¿Cómo funciona la política en Cuba?”, Notimérica / Europa press, ejemplar electrónico del 26 de diciembre de 2014, 1. En: www.notimerica.com/politica/noticiafunciona-politica-cuba-20141225145933.html
14. Editora Política del CCPCC. (Última actualización el 2016): “Miembros del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba”, Página oficial del PC de Cuba, 1. En: www.pcc.cu/eo_buro_politico.php

Autores:

Daniel Guerra Blanco
María Baltanás Alonso

_g
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License