Crisis de Misiles de Cuba

La crisis de los misiles en Cuba fue un conflicto diplomático y pre-bélico que se llevó a cabo en 1962, cuando el gobierno de los EEUU se percató de que la URSS tenía bases de misiles nucleares en la isla de Cuba, se desencadenan una serie de acontecimientos que desembocarían en una de las crisis más importantes de la Guerra Fría y que según lo descrito por muchos historiadores y analistas, pudo ser el inicio de una guerra nuclear de consecuencias dramáticas para el mundo.

En Rusia se la denomina Crisis del Caribe, mientras que en Cuba se le llama Crisis de octubre.

Contenido:

1. Antecedentes
1.1. Operación Anádir
2. Comienza la Crisis
3. El Sábado Negro
4. Fin de la Crisis
5. Consecuencias
6. Véase también
7. Referencias

1. Antecedentes

Los orígenes y antecedentes del conflicto tienen su base en varios aspectos claves a mencionar.

Primero, las hostilidades entre los EEUU y Cuba con las consecuentes pugnas, problemas diplomáticos y el gran embargo económico por parte de EEUU sobre Cuba.

En segundo lugar, el discurso “antiimperialista” de Fidel Castro, quien como dictador de esta isla no estuvo conforme con el embargo, e ideológicamente, con el discurso capitalista. Habría que recordar que Castro es un militar de pensamiento comunista o socialista.

En tercer lugar, la Reforma Agraria, la cual había sido obra de la Revolución Cubana, y no favorecía, en ningún sentido, a los intereses de los EEUU de América, lo que llevó a la ruptura total de relaciones diplomáticas y económicas.

Algunos historiadores concluyen que Castro provocó el embargo comercial con sus políticas anticapitalistas, y otros difieren de éstos, y creen que este tipo de embargo fue totalmente innecesario.

Por otro, la maniobra del para el entonces presidente de los EEUU, J. F. Kennedy, de intentar invadir Cuba por la Bahía de Cochinos con un grupo de disidentes cubanos entrenados por la CIA con el objetivo claro de derrocar, de cualquier manera, a Fidel Castro, lo que también contribuyó con las grandes hostilidades entre ambos países. La invasión fracasa porque Fidel Castro repele este ataque en menos de 72 horas.

Una nueva operación en la que habría colaborado la KGB (Servicio de Inteligencia Ruso) descubre un plan para invadir la isla de Cuba por parte de EEUU, llamada “Operación Mangosta”, que incluía una invasión militar usando el ejército, operación en la que se simularía un conflicto en la base de Guantánamo.

1.1. Operación Anádir

La "Operación Anádir" fue el código utilizado por la Unión Soviética para una operación secreta destinada a desplegar misiles balísticos de alcance medio, aviones caza, bombarderos y una división de infantería mecanizada en Cuba y crear una fuerza capaz de prevenir o defender de una invasión a la isla por parte de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, después se reveló que también se instalaron misiles tácticos nucleares de corto alcance, que podrían atacar barcos de guerra frente a las costas de Cuba, justo en el momento de un desembarco anfibio sobre la isla. Tras el fracaso de la invasión de exiliados cubanos patrocinada por los EE. UU. en la Bahía de Cochinos (abril de 1961), el gobierno soviético dispuso en mayo de 1962 establecer una fuerza militar en suelo cubano bajo el mando operativo del general Issa Pliyev, veterano oficial condecorado de la Segunda Guerra Mundial.

2. Comienza la Crisis

El 26 de octubre de 1962 un avión espía da aviso que unas observaciones mostraban que existía una base con características de estación militar con más de 40 misiles de alcance medio. En las fotos realizadas se veían lanzaderas de misiles en construcción que podían estar operativas en poco tiempo; esto era un serio problema pues Florida solo estaba a 200 km del alcance de estos. El 22 de octubre, Kennedy se dirigió a la nación y ordenó a las fuerzas navales bloquear la isla para evitar la entrada de más material (ya que también se sabía que había infantería soviética).

En Cuba, todos los cuerpos estaban movilizados y en alerta; la tensión era tal que una guerra nuclear entre ambas superpotencias (URSS y EE.UU) parecía posible.

3. El Sábado Negro

El jueves 25 de octubre: se produce el enfrentamiento en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas entre Adlai Stevenson y su homólogo soviético, Viktor Zorin en el que EEUU muestra al mundo las imágenes del armamento nuclear soviético en Cuba atrayendo hacia sí el favor de la opinión mundial, lo que aprovecha Kennedy para plantear la necesidad de una salida pacífica de la crisis ante el enorme riesgo que suponía. Se produce la primera propuesta de acuerdo por parte de Kruschev quien propone la retirada de los misiles a cambio de garantías públicas de no invasión a la isla.

Sin embargo, el 27 de octubre, “el Sábado Negro” se produce un retroceso y la tensión vuelve a escalar: un avión U-2 norteamericano es derribado lo que aumenta las presiones internas al Presidente para realizar ataques de castigo sobre Cuba. Kennedy, atrapado por los sectores más radicales de su gabinete, ordena el inicio de los ataques para el día 29 por la mañana.

4. Fin de la Crisis

Una segunda carta del Kruschev emitida por los medios de comunicación en términos más flexibles propone la retirada de los misiles de Cuba a cambio de los misiles Júpiter de Turquía (tal y como había propuesto días antes Adlai Stevenson). Ante esto, Kennedy opta por una doble vía: acepta formalmente los términos de la primera carta mientras paralelamente, por un cauce no oficial, da garantías privadas de acceder a la retirada de los misiles Júpiter en menos de 6 meses. El acuerdo confidencial es informalmente contraído por el hermano y asesor del Presidente, Robert Kennedy, y el embajador soviético en EEUU, Anatoli Dobrynin.

Finalmente, el 28 de octubre llegaría desde Moscú la tercera carta de Kruschev anunciando el desmantelamiento de los misiles con lo que la crisis se da por finalizada sin la necesidad de emplear la fuerza militar.

De esta manera se ponía fin a la crisis sin representar una derrota o concesión por parte de ninguna de las dos partes, lo que no alteró el orden establecido ni supuso un cambio drástico en el escenario internacional, aunque sí se evitó el enfrentamiento bélico nuclear, algo indeseable por todas las partes pese a la presión de los sectores más belicosos en ambas potencias.

5. Consecuencias

Esta crisis sirvió para iniciar un periodo de distensión en el que se apostó por la diplomacia para resolver este tipo de problemas en lugar de recurrir a una escalada de violencia. Como muestra de ello se creará el famoso “teléfono rojo”, una línea directa entre el Kremlin y Washington para evitar trámites burocráticos y acelerar la toma de decisiones, lo que contribuyó a una mejora de las relaciones diplomáticas, aunque bien es cierto que EEUU mantuvo, hasta fechas muy recientes, el bloqueo económico a la isla con la pretensión de hacer caer a Castro y recuperar el control total sobre su “patio trasero”.

Por último, este período de tensión sería el comienzo del fin para la URSS y su poder en el orden internacional.

6. Véase también

• Misil balístico de alcance medio
• Misil balístico lanzado desde submarino
• Submarino de misiles balísticos
• R-6 (misil)
• Nikita Jruschov
• John F. Kennedy
• Fidel Castro
• Bloqueo
• Trece días, película sobre el incidente de los misiles

7. Referencias

Lechuga, C. (1995). En el ojo de la tormenta: F. Castro, N. Jruschov, J.F. Kennedy y la crisis de los misiles. La Habana: Si-Mar; Melbourne: Ocean Press
Allison, Graham T. (1988). La esencia de la decisión: análisis explicativo de la crisis de los misiles en Cuba (traducción de Juan Carlos Gorlier). Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano
Donaldson, R. (2000). Trece días. Barcelona: Manga Films
https://mx.tuhistory.com/etiquetas/crisis-de-los-misiles-en-cuba
https://historiayguerra.net/2015/04/28/crisis-de-los-misiles-en-cuba-1962/
http://www.temporamagazine.com/la-crisis-de-los-misiles-de-cuba/

Autor:

Bautista Boyer Mora

_c
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License