Corrupción política

1) Corrupción

Definición

La corrupción política se refiere al mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente de forma secreta y privada. Todos los tipos de gobierno son susceptibles de corrupción política. Las formas de corrupción varían, pero las más comunes son el uso ilegítimo de información privilegiada, los sobornos, los fraudes, caciquismo, la impunidad y el despotismo.

En otro sentido, es la práctica que consiste en hacer abuso de poder, de funciones o de medios para sacar un provecho económico o de otra índole. En estos momentos, tal y como conocemos a través de los diversos medios de comunicación mundiales, se han producido numerosos casos de corrupción política. Esto viene a demostrar no sólo la impunidad con la que pueden actuar los distintos dirigentes sino también la necesidad del endurecimiento de las leyes para estas situaciones y de una reforma política generalizada

Contenido

1. Corrupción
1.1Definiciòn
1.2 La Corrupción en España
2 Causas
2.1 Corrupción en la Sociedad
2.2 Destrucción de organismos de control
2.3 La imposición de políticas de corto plazo
2.4 El deterioro de la infraestructura nacional
2.5 La ineficacia de los funcionarios y las políticas públicas
2.6 La desprotección total de los ciudadanos
3. Consecuencias
4. Bibliografía

1.2). La corrupción en España

España es uno de los países que en los últimos años ha visto cómo salían a la luz más casos de corrupción por parte de sus dirigentes. De ahí que no sólo se haya producido un cambio en la mente de la ciudadanía respecto a los políticos o que la nación haya sufrido una grave crisis económica sino también que hayan surgido iniciativas como la plataforma “Ciudadanos contra la corrupción”.

2). Causas

La corrupción tiene múltiples causas, pero existe un factor especialmente asociado a ella que es la desigualdad. Ambas interactúan, de tal manera que a mayor desigualdad tiende a haber más corrupción, y a su vez la corrupción vuelve a generar desigualdad. Existen también condiciones estructurales que se dan en casi todos los casos de corrupción y que tienen que ver con situaciones en las que las decisiones se adoptan por un grupo reducido de actores, de quienes depende la decisión (monopolio). Cuanto mayor sea el margen de discrecionalidad del que disponen dichos actores para tomar las decisiones, mayores serán las probabilidades de que surja corrupción. (Rafael SimancasSimancas, “Temas para el debate”)

2.1). Corrupción en la sociedad

La corrupción atraviesa toda la sociedad, y no hay institución que esté libre de ella en ningún país del mundo.

Pero, como explicaba en el post anterior, hay países en los que, aunque no se pueda erradicar, la corrupción está controlada y no supera ciertos límites.

Por el contrario, se vuelve incontrolable en sociedades más individualistas, donde las regulaciones sociales son muy poco efectivas, las instituciones no son capaces de imponer sus normas a las personas que las transitan y parece que cada uno puede hacer lo que quiere.

Esto es especialmente peligroso dentro del estado. Si el conjunto de instituciones que está para organizar y regular a la sociedad se encuentra copado por la corrupción, se vuelve imposible garantizar un mínimo de bienestar y de seguridad a la población.

2.2). La destrucción de los organismos de control

Cuando un funcionario no está bien controlado por la institución, se corrompe fácilmente, porque tiene el camino libre para obtener un montón de beneficios con la tranquilidad de saberse impune.

Por eso, una vez que se afirman en sus cargos, los funcionarios corruptos harán lo posible por eliminar todos los controles que puedan poner límites a su acción.

En primer lugar, oficinas, fiscalías y auditorías dedicadas a investigar la corrupción serán poco a poco eliminadas o descabezadas.

En segundo lugar, tarde o temprano un estado de esas características terminará con un enfrentamiento entre el poder ejecutivo y la justicia, que es la última y más poderosa instancia de control de la administración pública.

2.3). La imposición de políticas de corto plazo

Corromperse no es sólo quedarse con el dinero público. Antes que eso, se trata de perseguir intereses puramente individuales en vez de cumplir con el rol que asigna la institución.

Cuando los hombres de estado sólo persiguen fines individuales, nunca toman medidas que no les den réditos económicos y políticos inmediatos. Por eso no ejecutan políticas de largo plazo, cuyos resultados gozarán generaciones futuras, no ellos.

2.4). El deterioro de la infraestructura nacional

Es evidente que la consecuencia de no tener políticas de largo plazo es la paulatina destrucción de los bienes y recursos del estado.

Viviendo de lo inmediato, el estado corrupto y desregulado no se va ocupar de la infraestructura nacional hasta que las consecuencias de su deterioro no afecten directamente su supervivencia. Sólo entonces actuará, pero mostrando su absoluta incapacidad, ya que intentará resolver con una sumatoria de medidas espectaculares un problema que requiere una profunda planificación.

2.5) La ineficacia de los funcionarios y de las políticas públicas

Un estado guiado por el cortoplacismo y por las ambiciones personales de sus máximos dirigentes jamás podrá favorecer el ingreso de funcionarios de carrera en la administración pública. Este tipo de funcionarios se rige por los criterios propios de su especialidad, no por los fines políticos y económicos inmediatos de los gobernantes.

Por eso, lo más común es que no accedan a la función estatal las personas más calificadas para cada puesto, seleccionadas por concurso y currículum, sino militantes que estén dispuestos a cumplir las órdenes que vengan de arriba, sin importar cuáles sean.

La consecuencia es un estado mal administrado, que no sabe cómo aplicar políticas eficaces y que incluso falla en la implementación de sus mejores ideas.

2.6). La desprotección total de los ciudadanos

El efecto final de esta cadena es el más trágico: los ciudadanos que viven en estados con altos niveles de descontrol y corrupción ven cómo su calidad de vida empeora día a día.

Para que quede claro: que el dinero público vaya a las cajas de los partidos gobernantes y de sus dirigentes en vez de a hospitales, escuelas y rutas, no es el principal problema para los ciudadanos (aunque sea muy grave). Lo peor es que los estados corruptos son absolutamente incapaces de organizar a la sociedad y de responder a las necesidades de la población.

3). Consecuencias

La corrupción política tiene altos costes para el sistema político y para el desarrollo económico y social, porque además de socavar las instituciones públicas y privadas, mina los cimientos sobre los que se asienta la propia convivencia democrática. Por ello, una vez analizadas las causas de la corrupción, es necesario poner en marcha los mecanismos de control y transparencia que hagan posible erradicar esta lacra. (PierreSalama, Jacques Valier, “Nueva Sociedad”)

4. Bibliografía

1-“Corrupción Empresarial”, Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_empresarial
2. “Corrupción Política”, Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_pol%C3%ADtica
3. “Corrupción Policial”, Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_policial
4. Dialnet: https://dialnet.unirioja.es/buscar/documentos?querysDismax.DOCUMENTAL_TODO=corrupcion
5. “UNODC y Corrupción”, UNODC: https://www.unodc.org/lpobrazil/es/corrupcao/index.html

Autores:

Julián Massó Salom
Melissa Gürlüman Serrano

_c
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License