Comunidades Autónomas

Organización territorial de España

La Constitución española de 1978 establece en su artículo 137 que el estado español se organiza territorialmente en municipios, provincias y en las Comunidades Autónomas que se constituyan dotándolas de autonomía para la gestión de sus intereses. Autonomía que queda reflejada como un principio general en su artículo 2 de la C.E.1 “…reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

España se encuentra dividida en 17 Comunidades Autónomas: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja , Castilla y León, Aragón, Cataluña, Madrid, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Extremadura, Murcia, Andalucía e Islas Canarias y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Proceso de constitución de las autonomías

El proceso de constitución de las autonomías viene recogido en la Constitución española en el título VIII De la organización territorial del Estado. Así el art. 143 de la C.E. establece que pueden constituirse en Comunidades Autónomas:

- Las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes.
- Territorios insulares.
- Provincias con entidad regional histórica.

La iniciativa del proceso autonómico le corresponde a las Diputaciones interesadas, al órgano interinsular correspondiente o a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente al menos la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla.
En ningún caso se admite la federación de CCAA2.

Además por motivos de interés general las Cortes Generales mediante ley orgánica podrán según el artículo 144:

Autorizar la creación de una CCAA cuando su ámbito territorial no supere una provincia y no reúna las condiciones anteriores. Por ejemplo, la Comunidad Autónoma de Madrid.
Autorizar Estatutos de Autonomía para Ceuta y Melilla.
Sustituir la iniciativa de las corporaciones locales.

Existen dos vías de acceso a la Autonomía:

1. Vía lenta, es la general por la que han accedido la mayoría de las CCAA, en donde se limitan las competencias que pueden asumir a las contenidas en el Artículo 148 de la C.E y que, transcurridos cinco años, y mediante reforma de sus Estatutos podrán ampliar a través de leyes marco si las Cortes Generales les atribuye esta facultad o mediante leyes orgánicas del Estados en las que delega parte de sus competencias a las CCAA. Esta ampliación de las competencias que pueden asumir las CCAA viene recogido en el Artículo 150 de la C.E.

2. Vía rápida, es para los casos especiales como los de Cataluña, País Vasco y Galicia, desde el inicio se accede al marco de competencias establecidas en el Artículo 149 de la C.E., sin necesidad de esperar cinco años.

Cada Estatuto de Autonomía, norma institucional básica de cada CCAA, debe contener obligatoriamente:

- La denominación de la Comunidad que mejor corresponda con su identidad histórica.
- Delimitación de su territorio.
- Denominación, organización y sede de sus instituciones.
- Competencias.

Bibliografía

Constitución Española de 1978

La organización institucional básica de todas las CAA se basa en:

A. Una Asamblea Legislativa, elegida por sufragio universal, la cual tiene potestad legislativa. En cada CCAA toma un nombre diferente, por ejemplo la Asamblea de Madrid en la Comunidad Autónoma de Madrid.
B. Un Consejo de Gobierno con funciones ejecutivas y administrativas.
C. Y un Presidente, elegido por la Asamblea de entre sus miembros al que le corresponde la dirección del Consejo y la suprema representación de la CCAA y la ordinaria del Estado en aquella.
D. Además el Tribunal Superior de Justicia, culminará la organización judicial en el territorio de cada CCAA.

_c
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License